Cómo calentar la casa sin calefacción

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hace poco nos llegó la noticia de que hay muchas familias que este invierno no pueden encender la calefacción para calentar sus casas debido a los problemas económicos derivados de la crisis. No deja de ser alarmante, pues según la zona geográfica donde vivas, tener calefacción en casa no debería ser un lujo, sino una necesidad básica. Pero como vivimos en un mundo donde hay personas que ni siquiera tienen derecho a los servicios básicos, tendremos que buscar otras alternativas para no pasar frío este invierno.

Al calor del hogar

Es verdad que no hay nada más reconfortante para combatir el frío que tomarte una taza de café caliente al lado de la chimenea. Pero es poco probable que te dejen instalar una chimenea de leña en tu apartamento, así que hemos buscado algunos trucos para ayudarte a pasar el invierno sin poner la calefacción.

Aunque parezca increíble, la decoración puede ayudarte a logar un hogar más cálido y a sobrellevar el frío invierno. Parece que percibir un ambiente acogedor disminuye la sensación de frío, procura que tus mantas para el sofá sean de color rojo o naranja para potenciar la calidez. Las alfombras son también un buen recurso contra los pies fríos, así como los cojines de pelo.

Pero para conseguir que la decoración haga de tu hogar una casa más templada, tendrás que ayudar con algunos hábitos para mantener tú misma el calor. La ropa que te pongas en casa será fundamental para que te sientas mejor, así que elige pijamas calentitos y zapatillas confortables. Ten en cuenta que la cama en invierno requiere sábanas distintas a las del verano y ya sabemos que el tejido de franela no es lo más sexy del mundo, pero es tu aliado contra el frío, así que no te cortes.

Ahorrar en calefacción

Si estás en una situación económica en la que cronometras el tiempo que enciendes la calefacción, seguro que tampoco te puedes permitir acondicionar tu casa para ahorrar. Porque lo ideal es que tu casa tenga un aislamiento adecuado con ventanas que no dejen escapar el calor, pero si no podemos poner la calefacción, mucho menos podremos hacer reformas.

En cualquier caso, procura aprovecharte de los recursos naturales para calentar la casa. Sube las persianas y abre las cortinas en los momentos de sol para que la casa vaya cogiendo temperatura, pero igual de importante es cerrarlas al caer la tarde cuando empieza a refrescar. Y aunque te parezca mentira, las velas no son sólo para los momentos románticos, también calienta el ambiente de tu hogar.

Además de estos trucos caseros para tener tu casa más caliente sin tener que poner demasiado la calefacción, acuérdate que la comida es una fuente de energía y calor importante. Los potajes de la abuela no eran manías suyas, eran necesarios para mantener el cuerpo caliente, así que busca algunas recetas tradicionales para este invierno. Y no te olvides, que para los peores momentos hay algo que nunca falla: el calor humano.

Puedes leer más artículos similares a Cómo calentar la casa sin calefacción, en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.