El café no es tan malo: sus beneficios para la salud

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Son muchas las personas que no pueden empezar el día sin una buena taza de café caliente, y es que para mucha gente, el café es una bebida tan imprescindible como el agua. No es sólo su sabor, ni sus propiedades estimulantes, sino que simplemente su aroma es capaz de aportar la energía suficiente para comenzar el día. Tampoco podemos olvidar el componente social de una taza de café compartiendo una tarde entre amigas o el gesto hospitalario que te convierte en la anfitriona ideal.

Sin embargo, el café también está rodeado de una imagen de peligro. Dicen que produce dependencia y que su consumo excesivo puede crear insomnio, irritabilidad y ansiedad. Bebida prohibida para los que sufren de hipertensión, el café mantiene esa contradicción entre lo que quiero y lo que me conviene y son muchas las tazas que bebemos con una punzada de culpabilidad. Pero el café no es tan malo, muy al contrario, cada vez son más los estudios que relacionan el café con una mejor calidad de vida y con la longevidad.

Café y salud

Según la Sociedad Española de Cardiología y la Fundación Española del Corazón, el consumo de cuatro tazas de café al día reduce el riesgo de muerte en un 14 %, dando así una nueva visión sobre el café y la salud, especialmente la salud cardiovascular. Y es que el café no sólo alarga la vida, sino que reduce el riesgo de sufrir determinadas enfermedades del corazón, como los infartos. Algo que no deja de ser una contradicción respecto a la creencia generalizada de que las sustancias excitantes del café podían alterar el ritmo cardiaco.

También se ha demostrado que el café disminuye el riesgo de sufrir o un ictus o accidente cerebrovascular, además de estimular la mente y ser el aliado perfecto de la memoria. La diabetes es otra de las enfermedades que ven reducida su aparición gracias al consumo de café. Tampoco podemos olvidarnos de su efecto diurético y, por si todo esto fuera poco, el café se nos presenta como un potente antioxidante capaz de retrasar el envejecimiento celular.

Las propiedades del café

La verdad es que el café tiene innumerables propiedades que repercuten en forma de beneficios para nuestra salud. El consumo de café también está asociado a un menor riesgo de enfermedades tan variadas como el Alzheimer, el Parkinson, la cirrosis y las migrañas, incluso se considera como una especie de preventivo frente a algunos casos de depresión.

Todas estas propiedades del café se podrían resumir en una mejora de la calidad de vida, un aumento del rendimiento físico y un potente estimulante cerebral, con lo que se trata de la bebida perfecta para mantenernos sanas el mayor tiempo posible. Aunque conviene recordar que, si bien es cierto que beber café habitualmente puede reportarnos innumerables beneficios para nuestra salud, tampoco conviene que nos excedamos en su consumo. Los expertos recomiendan no sobrepasar las cuatro tazas al día, aunque cada persona tendrá que ser consciente de sus necesidades y limitaciones respecto al café.

Puedes leer más artículos similares a El café no es tan malo: sus beneficios para la salud, en la categoría de Dieta sana en Diario Femenino.