Taylor Swift fracasa en su concierto de Madrid a pesar de su pasión sobre el escenario

Al final fueron 4.000 fieles seguidores los que anoche acudieron sin dilación a la llamada de Taylor Swift. En Estados Unidos su poder de convocatoria es impresionante, pero aquí... Debe de ser que aquí nos va más el flamenquito rico que el country.

Así, la mayoría de críticos musicales coinciden en afirmar que el concierto que ofreció ayer la cantante en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid fue un fracaso, y no porque la chica lo haga mal, sino porque a pesar de haberse reducido a unas 4.500 personas el aforo total del lugar, aún había entradas a la venta a falta de unos minutos para el arranque y, al final, las gradas han lucido grandes calvas y la mitad de la pista se ha quedado vacía.. Era ésta la única parada en España de su gira 'Speak now' y pocos aprovecharon el momento para verla.

taylor

En cualquier caso, empache o no su country pop edulcorado, la artista que más joven ha conseguido un premio Grammy a mejor álbum (por 'Fearless', su anterior trabajo), mostró anoche sobre el escenario su solidez como intérprete en directo, además de expresividad y entrega con el público.

El concierto duró hora y media corta, girando en torno a los temas de su último disco, 'Speak now', una serie de declaraciones y confesiones que se quedaron sin pronunciar en alto en su momento y que compuso pensando en personas específicas.

Pasadas las 21,30 horas, Swift arrancó el espectáculo con unas frases proyectadas sobre las pantallas y que, como el leit-motiv de su último trabajo, han invitado a todos a "hablar ahora" y a cantar. Con un corto vestido de flecos dorados, el mismo que ha utilizado en el resto de conciertos de esta gira, melena rizada al viento, guitarra en mano por momentos y su número de la suerte -el 13- grabado en el reverso de la mano, esta artista residente en la cuna del country, Nashville (EEUU), ha entonado para empezar los temas "Sparks fly" y "Mine".

Al menos puede presumir de que tiene unos fans incondicionales


"Mi español no es muy bueno, pero me encanta Madrid" ha dicho en castellano entre los gritos de los asistentes, que han recibido con ovaciones cada uno de los mensajes de optimismo y buen rollo que ha lanzado la estadounidense y que son marca de la casa.

Muy expresiva, Swift ha hecho bailar y saltar al público con "Story of us" y seguidamente ha dejado aflorar todo su sentimentalismo con "Back to december", que interpretó sentada al piano.
La alternancia de temas melódicos con otros un poquito más movidos ha sido la tónica general.
Tras "Better than revenge", que ha devuelto la energía al espectáculo, Swift se ha recogido el pelo y ha cambiado su modelo dorado por uno azul de estilo años 60 para acompañar la canción que da nombre a su último disco y a su gira, 'Speak now'.

El espectáculo se ha desarrollado en un sencillo escenario, dividido en dos alturas conectadas por una escalera lateral, además de una gran pantalla trasera en la que durante todo el concierto se han mostrado proyecciones que han convertido Madrid en un remedo de su mundo sin mácula, como el blanco y negro de la película "Pleasantville".

El público ha enloquecido cuando Swift ha bajado de allí hasta la pista para estrechar manos entre sus seguidores y caminar hasta otra tarima situada justo delante de la grada frontal. Sentada en un taburete y con la simple ayuda de un ukelele que ella misma ha tocado, la joven rubia de 21 años se ha marcado un "mash-up" (mezcla de dos temas) con su "Fearless" y "I'm yours" de Jason Mraz.

Después de "15", ha recordado que ésta era su primera visita a España y ha invitado a su público a cantar "tan alto" como pudieran uno de los grandes éxitos de su todavía corta carrera, "You belong with me", de su anterior producción musical, que triunfó en medio mundo. De hecho, su concierto de la capital española ha llegado tras el que ofreció el pasado jueves en París dentro de su tour europeo, que a su vez ha sucedido a su gira por varias capitales asiáticas como Tokyo, Singapur o Manila.

De vuelto al escenario principal, ha acometido el tramo final del concierto, el más onírico. "Dear John" le ha dado unos segundos de respiro para enfundarse un vestido blanco de princesa de cuento, muy apropiado dadas sus últimas canciones: "Enchanted", "Long live" y su gran baza musical, su revisitación contemporánea de la historia de Romeo y Julieta, "Love story".

Alexandra H. Gail/EFE  •  domingo, 20 de marzo de 2011

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • Swiftie
    Swiftie

    28/09/2013 17:35

    Taylor nunca decepciona

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x