Síntomas y soluciones a la cistitis

 Cistitis
La cistitis es la enfermedad más frecuente del aparato urinario y la infección más frecuente de todo el organismo después de las respiratorias. Está causada por una infección bacteriana, en la mayoría de los casos por la bacteria 'E. Coli' al adherirse a la pared del tracto urinario (interior de la uretra y la vejiga).

Sus síntomas son sensación de ardor al orinar, sensación de necesidad de orinar con frecuencia, deseos de orinar aunque la vejiga esté vacía y dolor en la región pubiana.

Su aparición es muy frecuente en las mujeres debido a la corta longitud de la uretra (conducto de conducción de la orina desde la vejiga al exterior). Este hecho propicia la transmisión de bacterias desde la piel y los órganos genitales hacia el interior del cuerpo.

La cistitis en cifras


1 de cada 4 mujeres padecen cistitis en algún momento de su vida.

Cerca de la mitad de las mujeres jóvenes que sufren su primera infección, desarrollarán una segunda en un período de 6 meses.

Representa el 10% de las consultas realizadas al médico de cabecera.

Los anticonceptivos "tipo barrera" multiplican por 4 las probabilidades de infección.

El riesgo se multiplica por 40 en las mujeres sexualmente activas.

Es relativamente frecuente la aparición en la mujer de cistitis en las primeras relaciones sexuales debido al intercambio de flora bacteriana entre la pareja. Este proceso se mantiene durante algún tiempo hasta que el organismo de la mujer la acepta.

Soluciones


Al primer síntoma, es recomendable consultar con el médico o farmacéutico. En estos establecimientos venden productos apropiados para combatir la cistitis, como la 'Cranberola'. El cranberry es un pequeño fruto rojo parecido al arándano, tradicionalmente recolectado y consumido por los indios de América. Contiene proantocianidinas, categoría muy específica de flavonoides (polifenoles), unas sustancias antioxidantes presente en todas las plantas.

 Cranberola para la cistitis

Las proantocianidinas desarrollan una acción antimicrobiana: Impiden la adhesión de las bacterias (Escherichia Coli) impidiendo que se adhieran a las paredes del tracto urinario. Su eficacia ha quedado demostrada a través de numerosos ensayos clínicos, siendo especialmente eficaz en caso de cistitis de repetición o recurrentes. También se aconseja en las cistitis propias del embarazo.

Josune de la Riva  •  miércoles, 9 de junio de 2010

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x