El trabajo del futuro: profesiones más demandadas y necesidades de las empresas

El trabajo del futuro

Si para algo ha servido la crisis es para darnos cuenta de que la creación de un futuro aceptable pasa por un cambio en la mentalidad en todos los aspectos. El modelo de trabajo tal y como la conocemos está fracasando porque se está quedando obsoleto ante una realidad donde se imponen las nuevas tecnologías. Estamos en la era post industrial, y si queremos integrarnos en la sociedad del futuro, debemos correr y adaptarnos a las necesidades que requiere esta nueva época.

Trabajo más flexible

El cambio laboral se dirige hacia una transformación cultural de las relaciones laborales y de la forma de trabajo. Acostumbradas como estamos a acudir cada día a nuestro lugar de trabajo, el espacio físico irá dando paso a un espacio virtual. Y es que parece ser que el trabajador del futuro será el e-lancer, un profesional por cuenta propia cualificado que ofrecerá sus servicios a unas empresas que cada vez tenderán más a externalizar sus servicios.

De esta manera, la tan codiciada conciliación de vida personal y profesional estará al alcance de nuestras manos, pudiendo organizar nuestro tiempo de la manera que necesitamos. Además el talento y la profesionalidad pasarán a un primer plano en el ámbito laboral, ya que lo que van a tener en cuenta las empresas será el resultado final del trabajo. Pero si bien es verdad que de esta manera vamos a ganar en flexibilidad laboral, no es menos cierto que perderemos en seguridad y probablemente en poder adquisitivo si finalmente ganan terreno los mini-jobs.

Las profesiones del futuro

Conviene estar preparadas para los cambios que ya se están introduciendo en el mundo del trabajo y centrar nuestro interés y preparación en los campos que probablemente vayan a necesitar más trabajadores.

Las nuevas tecnologías de la información aumentarán su demanda de profesionales. Programación, administración de redes, digitalización de contenidos y todo tipo de necesidades informáticas centrarán las demandas de las empresas. La publicidad y el marketing de las empresas de desarrollará en un entorno online, y con esto no estamos hablando del futuro sino de un presente ya constatado.

La transformación de los intereses socioculturales dará como resultado un cambio en las necesidades de las empresas. Cada vez más preocupados por el cambio climático y, sobre todo, apremiados ante la escasez de los recursos, la necesidad de conjugar la productividad con la tecnología y con un desarrollo sostenible potenciará la búsqueda de profesionales en el ámbito medioambiental y de las energías renovables.

Y el envejecimiento de la población también será un factor clave en el desarrollo de nuevos puestos de trabajo. Profesionales orientados al cuidado de la Tercera Edad y también a la salud en general encontrarán cada vez más oportunidades de empleo.

Aunque la característica fundamental del futuro es que resulta impredecible, sí podemos, en cambio, adelantarnos a las necesidades que van surgiendo y dibujar a grandes rasgos un panorama laboral a corto y medio plazo. Las características que definirán el empleo en un futuro son la flexibilidad y el reconocimiento del talento, pero también la inseguridad, el reciclaje y la necesidad constante de formación.

Laura Sánchez  •  viernes, 15 de junio de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos