Vacaciones con los suegros: cómo sobrevivir

Vacaciones con los suegros

Las cosas se están poniendo cada vez más difíciles por la situación de crisis que vivimos y ahora, para muchas familias hacer un viaje en vacaciones supone un verdadero lujo que no se pueden permitir. De esta forma, muchos optan por quedarse en casa disfrutando de no tener que madrugar para ir a trabajar, pero otros necesitan alejarse un tanto de su hogar. La alternativa más económica es pasar las vacaciones con los suegros, pero que sea la más económica no significa que sea la más agradable.

Claves para viajar con tus suegros

La perspectiva de pasar tus días de vacaciones con tus suegros no te atrae absolutamente nada, pero a falta de un plan alternativo, tu marido y tus hijos están encantados con pasar esos días en la casa del campo con los abuelos. Así que en esta ocasión no te puedes escapar y tienes que aceptar su ofrecimiento de unas vacaciones familiares. Ante todo, no pierdas la sonrisa.

Tal vez te hayas visto en una encerrona, porque prefieres quedarte en tu piso antes que compartir tu descanso con tus suegros que acabarán por producirte más estrés entre obligaciones, indirectas y malentendidos. Pero tienes que reconocer que para tus hijos y tu marido supone un alivio tener al menos el recurso de la casa del pueblo de los abuelos para desconectar unos días. Así que te toca ceder; así son las relaciones familiares.

Afronta la situación con ánimo positivo. Si nunca te has llevado bien con tu suegra es seguro que durante estas vacaciones no conseguiréis haceros las mejores amigas; ni falta que hace. Pero sí depende de tu actitud lograr una buena convivencia en vacaciones. No vayas a la defensiva, porque no todo lo que dice tu suegra es para atacarse, simplemente es así. Así que ignora todos aquellos comentarios que te hacen daño y sal al jardín en cuanto se empiece a gestar una discusión.

Sobrevivir a unas vacaciones con tus suegros

No estaría de más que antes de iniciar las vacaciones en familia hablaras con tu marido acerca de la necesidad de pasar algún tiempo a solas. Que vayáis con los suegros no quiere decir que tengáis que hacerlo todo juntos. No dejéis que os planifiquen el ocio las 24 horas del día y reservad un espacio para vosotros solos.

Se supone que si vais a casa de tus suegros, tendréis que colaborar en las tareas domésticas; todos, no tú sola. Y procura mantener un ambiente de diálogo con tu suegra, planificando los menús, aportando ideas nuevas y sugerencias para pasar el tiempo en familia. Cuando notes que tu ánimo decae, piensa en tus hijos que están disfrutando como nunca de sus vacaciones.

También puedes tomar por el lado positivo estas vacaciones con tus suegros, pudiendo finalmente acercarte a ellos aprovechando que estáis en un momento más relajado libres del estrés y de los problemas cotidianos. Tal vez es el momento oportuno para que dejen de verte como una mujer distante que los aparta de su hijo y sus nietos y que pasen a considerarte como una aliada en la familia.

Laura Sánchez  •  lunes, 15 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x