Síntomas y tratamiento de la pubertad precoz

Síntomas y tratamiento de la pubertad precoz

El desarrollo físico de los niños y de las niñas no es siempre igual. Hay niñas que empiezan a tener la menstruación muy temprana y niñas que tienen vello con 10 años. A esta salida temprana de la infancia y entrada de golpe en la adolescencia, los especialistas la denominan pubertad precoz.

La pubertad precoz es la aparición de signos de desarrollo puberal como el botón mamario, vello pubiano o axilar antes de la edad. Esto se considera habitual y tiene, sobre todo, consecuencias a nivel psicológico. A todas las niñas les gusta seguir el ritmo de desarrollo de los compañeros de su clase. Tanto por desarrollo precoz como por desarrollo tardío, las niñas pueden tener problemas psicológicos en cuanto a la relación con sus compañeras.

Aspectos como el cambio de carácter en relación con las hormonas sexuales cuando llega la pubertad, sudoración corporal de adulto, o el hecho de que aparezca la regla a una edad a la que no se la esperan puede hacer que las niñas no estén preparadas para afrontar esta situación desde el punto de vista psicológico. Ésta es una de las razones por las que es adecuado tratar una pubertad precoz.

Por otra parte, existen situaciones de pubertad precoz incompleta como son la adrenarquia prematura (aparición precoz y aislada de vello pubiano), y la telarquia prematura (aparición precoz y aislada de mamas). Ambas entidades pueden evolucionar a formas de pubertad precoz completa. Hasta hace unos años se creía que estas formas de pubertad precoz incompleta carecían de efectos a largo plazo, pero en estudios de seguimiento de estas niñas se ha observado que tienen una mayor probabilidad de presentar alteraciones en la sensibilidad a la insulina (resistencia a la insulina) y hiperlipidemia, así como mayor incidencia de desarrollar un hiperandrogenismo ovárico que se puede manifestar en la aparición de hirsutismo (exceso de vello de características sexuales en zonas consideradas típicamente masculinas), acné y exceso de peso.

Tratamiento de la pubertad precoz


En el tratamiento de la pubertad precoz hay que tener muy en cuenta las circunstancias psicológicas de la niña así como su edad. El tratamiento para la pubertad precoz consiste en la administración de unas inyecciones mensuales que bloquean los receptores hipofisarios cuya función es estimular la secreción de hormonas estimuladoras de la producción de estrógenos. Al bloquearse estos receptores se frena la producción de dichas hormonas y por tanto la estimulación del ovario por las mismas, consiguiéndose como efecto final la supresión de estrógenos y con ello, el desarrollo puberal. Hay que valorar si el tratamiento va a ser efectivo a la hora de mejorar la talla final de la niña, porque el problema que se da en la pubertad precoz es que, al adelantarse la edad ósea, la talla final puede quedar comprometida.

En los últimos años se ha obtenido mayor información sobre el beneficio de este tratamiento y se ha observado que solamente en los casos en que aparece una pubertad en edades muy tempranas entre los 3, 5 ó 6 años es cuando el tratamiento es realmente efectivo en cuanto a la mejora de la talla final. En la edad límite del diagnostico de pubertad precoz, entre los 8 y 9 años, se ha comprobado que en la mayoría de los casos el tratamiento no mejora la talla final. En estos casos, no merecería la pena someter a estas niñas a tratamiento desde un punto de vista orgánico, pero habrá que considerar su capacidad para afrontar los cambios que acontecen en la pubertad en una edad no apropiada y por tanto será necesario la colaboración de psicólogos y de los padres para conocer ante qué situación nos encontramos a la hora de decidir un tratamiento.

María Clara  •  lunes, 4 de enero de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

Mi pareja me ha sido infiel, debo perdonar??

Escrito por amelia a las 08:09:00

Cargando...

Cristina Pedroche, orgullosa de sus 'audiencias'

Cristina Pedroche se ha enfrentado a la entrevista más difícil de su vida. En 'Famosos y una vieja', la presentadora ha tenido que soportar como se metían con lo que más aprecia, su físico y su barrio.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x