Los límites del amor: saber decir 'no'

Victoria C. Moreno

Acabas de conocer al hombre de tu vida, todo es maravilloso, flotas en la nube del amor a una altura considerable, así que cualquier cosa que te pida tu enamorado sonará a música celestial para tus oídos. Pero no bajes la guardia, porque es en estos momentos, al principio de una relación, en los que se sientan las bases de vuestro futuro juntos.

Es por esto que hay que tener sumo cuidado con los extras de la peli, aunque ésta sea muy buena, y no sólo hacer caso al tráiler, que ya sabemos que casi siempre prometen más de lo que en realidad ofrecen.

A continuación, te ofrecemos una serie de consejos para que desde el comienzo pongas una serie de límites que sin duda agradecerás dentro de unos meses.

'No' a los celos excesivos y a la posesión en la relación

No dejes que los excesivos celos de tu chico afecten ni a tu forma de vida ni a tu forma de ser. Las cosas claras: casi todo el mundo siente en mayor o menor medida celos y más cuando los componentes de la pareja se están conociendo. No obstante, éste y no otro es el momento de decir no a unos celos excesivos o muy asiduos.

Si intervienes ahora, con delicadeza, amor y comprensión, pero siendo firme en todo caso, en el futuro no tendrás que cambiar o dejar de hacer cosas porque tu chico es celoso hasta de tu sombra.

No dejes de tener vida propia

Éste es un límite que debes ponerte a ti misma más que a tu pareja, aunque a él también se lo puedes comentar, pues no es conveniente que base su vida en la tuya. Es decir, cuando el amor nos arrebata, siempre caemos en el error de dejar todo por el objeto de nuestra pasión.

Es normal que al principio de una relación rindas un poco menos en el trabajo, no veas tan a menudo a tus amigos o dejes de acudir a algunos eventos familiares, pero no permitas que se convierta en una tónica durante demasiado tiempo. Oblígate a variar lo menos posible tus costumbres, sobre todo en lo que respecta a las personas a las que quieres, ya que además se pueden sentir un tanto apartadas.

No permitas que invadan tu intimidad

Ésta es una regla básica que muchas veces es consecuencia directa de los celos excesivos. Deja claro desde el principio que no tolerarás que revisen ni tu móvil, ni tu correo electrónico ni tu perfil en redes sociales. Los hay que hasta revisan las facturas de teléfono por si encuentran algo "sospechoso", así que si crees que tu chico es uno de estos ejemplares, no te cortes y avisa de lo que eres capaz si se meten en tus asuntos privados.

Evidentemente, todos estos límites también son para ti, así que lo mejor será que te los vuelvas a leer y te los grabes a fuego, porque las tentaciones en los ardores del amor son muchas y a veces nos juegan malas pasadas.

Puedes leer más artículos similares a Los límites del amor: saber decir 'no', en la categoría de Pareja en Diario Femenino.