¿Los celos son importantes para una relación amorosa?

Napoleón Fernandez

Hay una frase muy peligrosa que muchas mujeres la dicen sin pensar, como una verdad incontestable: Los celos son importantes en una relación. Sin embargo, en realidad, los celos son uno de los sentimientos más prescindibles en una relación sentimental. Los celos siempre molestan una relación amorosa y son generados por el matrimonio entre la baja autoestima y la envidia. Los celos solo son buenos cuando significan, por el diccionario, cuidar con esmero del bien estar de su compañero. La celosa es egoísta.

Los celos son positivos únicamente porque alertan de que existen problemas en la relación. Cuando una mujer se siente celosa revela que algo no funciona, que sus sentimientos están confusos. Sentirse celosa es una señal de alerta. Al final, los celos son una manifestación de un sentimiento más complejo, más profundo dentro de nosotras, que tiene origen en la baja autoestima de la mujer celosa y la necesidad de sentirse la dueña en exclusividad del objeto de deseo, el amado. Los celos no son necesariamente sentimientos de amor, y sí de propiedad. La posesión y los celos son, al final de todo, falta de seguridad en una misma.

Los celos son hijos de la baja autoestima y la envidia

Es natural querer solo para nosotras al hombre amado y tener la exclusividad de su compañía más íntima. El problema surge cuando este deseo es exacerbado, demasiado egoísta, lo que indica una personalidad femenina inmatura. Sentir celos de una situación concreta es innato de la naturaleza humana, sin embargo si te transforma en una mujer obsesiva, agresiva, limitadora de la individualidad del otro, es mejor tomar cuidado porque las peores reacciones y conflictos siempre están por llegar. Muchas mujeres celosas hacen sufrir al compañero y acaban enfermas con trastornos de ansiedad.

La mejor manera de acabar con los celos es eliminarlos desde un principio. Dejarse dominar por los celos o por una persona muy celosa tiene muy pocas escapatorias en el futuro. Los celos tienes orígenes inconscientes, y la mejor manera de lidiar con estos sentimientos es haciendo una reflexión profunda sobre una misma y nuestros valores, aprendiendo a expresar lo que sentimos y respetar las individualidades.

El camino para controlar los celos es mejorar la autoestima y sumar buenos valores a nuestra vida. Si te gustas, la admiración de tu pareja por ti aumentará. Recuerde que somos una naranja entera, somos mujeres completas, no somos una mitad buscando nuestra otra mitad de naranja como dice una romántica coja. Reconocer eso es lo más saludable para la relación.