¿Qué peligro pueden tener los amarres de amor?

Riesgos e indicaciones de este tipo de hechizos

Sonia Murillo Martín

Hechizos y rituales de amor

Los amarres de amor  pueden tener un lado peligroso, así que hay que usarlos con ciertas precauciones y siendo conscientes de las consecuencias que pueden llegar a tener. No obstante, es el tipo de con conjuro que más cuesta que funcione. Los amarres sirven para que una persona actúe en contra de lo que pensamos que es su voluntad, así que pueden ser peligrosos.

Por qué no hay que realizar amarres de amor a la ligera

Los amarres de amor se diferencian de los hechizos y los rituales en los sentimientos que pensamos que tiene la persona a la que van dirigidos. Se realizan para modificar su voluntad, para hacer que nos quieran cuando no lo hacen. Por eso, es difícil conseguir que funcionen y por eso, debemos tener especial cuidado en realizarlos.

Las consecuencias de modificar los sentimientos de alguien son muy graves. De hecho los amarres, aunque se consideran magia blanca, están casi en el límite de lo que se considera de esa manera. También hay ua serie de requisitos que deben cumplir.

Al interferir de esa manera en la voluntad de una persona, esta puede acabar volviéndose en nuestra contra. De hecho, cuando pase el efecto del amarre, lo más probable es que los antiguos sentimientos e intenciones regresen.

Los amarres son, por tanto, temporales. Aunque si que pueden servir para que la persona a la que van dirigidas cambie de actitud, incluso si solo es por unas horas, y se dé cuenta de su error.