Bebe y sus canciones contra la violencia de género

Laura Sánchez

La mujer del día es Bebe

9 de mayo. La mujer del día hoy es Bebe. Queremos felicitar en el día de su cumpleaños a esta cantante y actriz que encontró la fama en el 2004 gracias al éxito arrollador de su disco "Pa fuera telarañas", donde sorprendió con canciones como "Malo" y "Ella", cantando en contra del machismo y también de los malos tratos. Una mujer inteligente que utilizó su arte y su habilidad musical para cantar la realidad de las mujeres.

Canciones contra el machismo

De Nieves Rebolledo Vida, más conocida como Bebe, se pueden decir muchas cosas, que es buena cantante o que no, que es buena actriz o que no, que es maleducada o que maneja el marketing como nadie. Pero lo que no se le puede negar a Bebe es una enorme valentía al sacar un disco cuyas letras se centraban en los malos tratos, en la denuncia de la violencia doméstica y en el machismo.

No faltó quien la tachó de oportunista considerando de dudosa ética hacer negocio y carrera a base de los dramas de miles de mujeres. Pero preferimos tomarnos la actitud de Bebe como la de una mujer que no se calla, que no teme hablar de la realidad de la mujer y que utiliza a los medios para dar mayor visibilidad a un problema social que no termina de desaparecer.

Siempre será más rentable cantar al amor o al desamor. Porque unas letras que hablen de golpes, de violencia, de hombres machistas y de mujeres destrozadas no es algo que guste escuchar ni cantar. Porque la cruda realidad no vende y, sobre todo, no nos gusta que nos la recuerden. Sin embargo, Bebe se atrevió a cantar a esa realidad que está ahí, aunque queremos mirar para otro lado, aunque cerremos los ojos y los oídos frente a los escalofriantes datos.

Y además de atreverse, Bebe triunfó. Que determinado sector quiera culpabilizarla y condenarla porque sus canciones realistas arrasaran, no es motivo para restarle mérito a esta mujer que hoy, 9 de mayo, cumple años. Nosotras queremos felicitar a Bebe por ser una mujer valiente, atrevida y arriesgada. Por poner voz a las víctimas de la violencia doméstica.