Dilma Rousseff, la polémica presidenta de Brasil

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

12 de junio. La mujer del día es hoy Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil, la primera mujer en lograr ese cargo en el país, cuya vida es una complicada travesía de compromiso social y militancia política. La polémica no se aleja de esta mujer a la que le ha tocado organizar un Mundial de Fútbol con sabor agridulce.

Dilma Rousseff; de guerrillera a presidenta de Brasil

Dilma Rousseff está orgullosa de ser la primera mujer presidenta de Brasil. También está orgullosa de toda su trayectoria política que empezó desde muy joven y que la ha llevado a vivir experiencias inimaginables para un político del otro lado del Atlántico. Y es que Dilma Rousseff, lleva la militancia política en la sangre. A Dilma se la podrá tachar de muchas cosas, pero nunca de su falta de compromiso.

Una mujer como Dilma Rousseff que perteneció en su día a un grupo guerrillero, que fue torturada y que pasó una temporada en prisión, debe conocer bien los sinsabores de la vida política. Por eso, ella se mantiene impasible en su cargo, sobrellevando las críticas que le llegan por su gestión en el Mundial de Fútbol que se celebra en su país.

Este acontecimiento deportivo pone a Brasil en el punto de mira internacional y, por supuesto, también a su presidenta, Dilma Rousseff. No deja de sorprender que una mujer que siempre ha llevado por bandera la lucha contra la pobreza y la desigualdad social se preste a organizar un evento de semejantes características con un desgaste económico evidente.

La presidenta de Brasil se ve envuelta, como tantos otros dirigentes, en la polémica sobre la conveniencia o no de celebrar un Mundial de Fútbol en un país que aún tiene muchos asuntos por resolver. La duda siempre es la misma, en Brasil y en cualquier país, si la balanza se inclina del lado de la visibilidad internacional que adquiere el país o del dinero gastado en infraestructura deportiva que quedará inservible en poco más de un mes.