Jane Goodall, la mejor amiga de los chimpancés y del medio ambiente

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

5 de junio. La mujer del día es hoy Jane Goodall en el Día Mundial del Medio Ambiente. Multitud de premios avalan la trayectoria de esta mujer increíble que no solo ha revolucionado el mundo de la ciencia con sus estudios sobre los chimpancés, sino que además nos enseña cada día cómo vivir en un mundo sostenible más respetuoso con la naturaleza.

Jane Goodall, cuidando de los chimpancés

Jane Goodall se interesó desde pequeña por los animales. Practicaba una observación tenaz que la ha acompañado durante toda su vida y que es el medio con el que ha conseguido todos los logros y menciones.

Esta mujer enamorada desde la distancia de los primates, no lo dudó en su primera oportunidad para ir a África a estudiar a los chimpancés desde la observación directa.

Fue un detalle que a otros le hubiera pasado desapercibo el que llevó el nombre de Jane Goodall a las páginas de las publicaciones científicas y el que despertó el interés de los primatólogos. Un buen día Jane descubrió que uno de los chimpancés cogía una rama fina de un árbol y la utilizaba para hacer salir a las termitas y comérselas. Esta sencilla acción, instrumental por parte del chimpancé y observadora por parte de Jane Goodall dio inicio a una larga serie de estudios sobre los primates.

Pero la labor del Jane Goodall no se limita al estudio de los chimpancés, sino que esta mujer ha sabido aprovechar su reputación para una larga lista de acciones en materia de protección del medio ambiente, de conservación de la naturaleza y de sostenibilidad. Todo ello a través del instituto que ella misma fundó, el Instituto Jane Goodall y que está presente en muchos países.

En los tiempos que corren, con todas las miradas puestas en la naturaleza como auxiliadora de la vida moderna y en este Día Mundial del Medio Ambiente, no podía faltar el homenaje a esta mujer cuyas iniciativas son un ejemplo de que una vida más respetuosa con nuestro entorno no solo es posible, sino que además es muy necesaria.