Eugenia Martínez de Irujo: la duquesa hippie

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

2 de enero. La mujer del día es hoy Eugenia Martínez de Irujo, hija de la fallecida duquesa de Alba, pero también duquesa ella, de Montoro. Una mujer de la aristocracia que va por la vida con una estudiada sencillez de la que no podemos sino sospechar. Ella es la duquesa hippie.

Eugenia Martínez de Irujo: la sencillez de la aristocracia

Se llama María Eugenia Brianda Timotea Cecilia Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart, así que nos podemos hacer una idea de la sencillez de esta mujer aristócrata que se disfraza habitualmente de hippie. Pero hippie con clase, no se vayan a pensar. Y no es que ella reniegue de su condición de miembro de la más alta cuna, sino que parece estar de moda entre la nobleza ejercer de pueblo llano.

Esa pretendida sencillez de las gentes nobles la conocemos bien en España porque hemos defendido hasta el infinito la campechanía y la sencillez de aquel rey que, como gente sencilla que era, se iba a cazar elefantes a África. Pero la sencillez de Eugenia es heredada de su madre la que fuera duquesa de Alba. De la duquesa de Alba se decía que era una mujer muy cercana al pueblo llano y que además se ponía el mundo por montera.

Sin dejar de acongojarnos por esa sorpresa que produce que una mujer que lo ha tenido todo en la vida viva como le da la gana, descubrimos que la hija Eugenia es digna sucesora de su madre. Que no estamos criticando su actitud, sino esa admiración que producen estas mujeres que hacen lo que les da la santísima gana. La pregunta es, ¿y quién no lo haría, contando con sus posibilidades?

Esa sencillez, esa campechanía, esa cercanía de la aristocracia al pueblo se refleja claramente en la duquesa de Montoro, en Eugenia, a la que se le llama 'la duquesa hippie' porque en sus vacaciones de obligado cumplimiento en Ibiza aparece en la playa con pareos de mercadillo. Todo un hito histórico digno de resaltar. Claro que sí.