Tamara Ecclestone, la Kardashian de la Formula 1

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

6 de diciembre. La mujer del día es Tamara Ecclestone, una de las hijas de Bernie Ecclestone, el rey de la Formula 1. Tamara es una mujer escandalosamente rica que hace de gastar su inmensa fortuna una profesión. Aunque también lo compagina con apariciones en televisión al más puro estilo Kim Kardashian.

Tamara Ecclestone: no se puede ser más rica

Bernie Ecclestone ha sido destronado como rey de la Formula 1 por motivos judiciales, pero eso no implica que se haya quedado en la calle. El dueño de una de las mayores fortunas del mundo tiene varias hijas y una de ellas es nuestra encantadora Tamara Ecclestone, una mujer con criterio, al menos con criterio para gastar sin miramientos todo el dinero que le llega caído del cielo.

Si buscamos una profesión para Tamara Ecclestone, no vamos a encontrar ninguna en concreto. En su día se lanzó a vivir su propio reality televisivo tal vez en un intento de reproducir el éxito de Kim Kardashian. Pero pronto se cansó y ahora vive dedicada a su pequeña hija, a su marido y a sus millones. Si alguien cree que su vida es fácil está muy equivocado.

La pobre Tamara Ecclestone debe decidir cómo, cuándo y dónde puede gastar todo el dinero que ha ganado su padre con la Formula 1. Y como buena madre, ella sabe mejor que nadie que no es fácil elegir el mejor cochecito para su bebé, por eso su niña no tiene un cochecito de paseo, sino cinco. Ella es de las que quieren que a su bebé no le falte de nada, como el resto de las madres mortales, por eso también lleva a la niña cada semana a la peluquería para que luzca monísima como corresponde a una Ecclestone.

Desde luego que Tamara Ecclestone no es la primera ni la última hija de millonarios que hace del derroche y la extravagancia un deporte. Desde luego que su solvencia económica nos provoca cierta envidia. Pero más envidia nos dan esas mujeres que se han convertido en millonarias por méritos como propios como Elizabeth Holmes o esas millonarias que dedican gran parte de su dinero a quienes más lo necesitan como Melinda Gates.