Melinda Gates: se puede ser rica y comprometida a la vez

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

7 de noviembre. La mujer del día es hoy Melinda Gates. La esposa del fundador de Microsoft, Bill Gates, cuenta con una de las fortunas más grandes del mundo. Pero ella no es de esas mujeres ricas cuyo compromiso se limita a salir en la foto. Ella es una mujer tan comprometida como rica y así lo demuestra cada día a través de su fundación Bill y Melinda Gates.

Melinda Gates: el compromiso social de una mujer multimillonaria

El caso de Melinda Gates es el prototipo de 'detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer'. Como estamos dispuestas a eliminar esta clase de frases machistas, vamos a centrarnos sin más en la figura de esta mujer que es una mujer increíble y no precisamente por obra y gracia de su marido.

Que Melinda no es la esposa de Bill, sino que es Bill el marido de Melinda, quedó demostrado cuando este hombre que dirigía el imperio de Microsoft dejó a un lado su labor empresarial para dedicarse por completo a la filantropía a través de Bill and Melinda Gates Foundation, persiguiendo el sueño de Melinda.

Melinda trabaja incansable en su Fundación con proyectos de cooperación y ayuda. Ella no es la señora rica que aporta el cheque y sale sonriendo en la foto, sino que se implica por completo en cada proyecto, bien sea distribuyendo vacunas en los países en desarrollo, fomentando la investigación de las enfermedades más desatendidas, mejorando la educación en su propio país o poniendo en marcha proyectos de autogestión para las comunidades más desfavorecidas.

Ni Melinda ni su fundación hacen caridad. Y sin embargo, dedica el 95 % de su fortuna a financiar su Fundación. Todo un ejemplo de mujer que sabe darle al dinero su justo valor. Y uno de sus proyectos más polémicos, como no podía ser de otra manera, es el de la planificación familiar para las mujeres con escasos recursos. Necesitamos más mujeres como Melinda Gates, emprendedoras, solidarias y con recursos materiales para ayudar.