Michelle Bachelet: la Presidenta que no se desgasta

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

29 de septiembre. La mujer del día es hoy Michelle Bachelet. La Presidenta de Chile cumple hoy años y nosotras queremos felicitarla por ser una mujer incombustible que, a pesar de sus años en la presidencia, ha logrado mantener su popularidad intacta.

Un caso poco frecuente en la política donde los errores se suelen pagar muy caros y los aciertos se olvidan pronto.

Michelle Bachelet: mujer, política e influyente

En esas listas de las mujeres más influyentes del mundo encontramos todos los años a Michelle Bachelet, la primera mujer en ocupar el puesto de Presidenta de Chile. Su trayectoria política y personal es de esas que provocan admiración porque estamos ante una mujer carismática y muy especial. Ocupó la presidencia de su país por primera vez en el año 2006 y su mandato duró hasta el 2011.

Pero antes ya había sido Ministra de Sanidad y también hizo historia siendo la primera mujer Ministra de Defensa. Al terminar su legislatura en el 2011, Michelle Bachelet asumió la dirección ejecutiva de ONU Mujeres, un organismo creado para defender los derechos de las mujeres y promover la igualdad de género. Si la igualdad siempre ha sido un asunto prioritario para Michelle, también lo es su país. Y por eso volvió a presentarse a la elecciones en el 2014.

Lo que sorprende es que volviera a salir elegida como Presidenta de Chile. Y nos sorprende porque la profesión política desgasta como ninguna. Porque pocos políticos son capaces de mantener su popularidad después de un mandato lleno de errores que se recuerdan para siempre y de aciertos que quedan relegados al olvido. Pero Michelle Bachelet logró mantener la confianza que los ciudadanos depositaron en ella una vez.

Si la carrera política de Michelle Bachelet nos impresiona, no lo hace menos su vida personal. Con una juventud marcada por la dictadura, la muerte de su padre y su propio exilio, el resultado es una mujer comprometida que lucha por la justicia social. Una mujer que nos devuelve la esperanza en la clase política.