Isabel Gemio, la 'cultureta' en guerra con Sálvame

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

11 de octubre. La mujer del día es hoy Isabel Gemio, esa presentadora de radio y televisión que conoció el éxito con programas de profundo calado intelectual como 'Sorpresa, sorpresa' o 'Lo que necesitas es amor'. Esta mujer se ha erigido en adalid de la cultura en España y ha entrado en guerra abierta con el programa líder de la televisión, el 'Sálvame' que conduce Jorge Javier Vázquez.

Isabel Gemio: la pionera en adquirir toy boys se convierte en una persona seria

Parapetada tras los micrófonos de su programa de radio, Isabel Gemio ha iniciado su particular cruzada anti tele basura. Convencida del daño que algunos programas hacen a las pobres mentes de este país que es España, lanza diatribas en contra de 'Sálvame' y de sus colaboradores. Un programa tan indigno que es el líder de audiencia cada día.

Isabel Gemio sonríe mientras ataca, hace gala de una exquisita educación y toma posiciones como mujer destacada por defender los valores culturales. En el fragor de la batalla no se acuerda de esos programas de televisión que la hicieron famosa como 'Lo que necesitas es amor', 'Sorpresa, sorpesa' o 'Hay una carta para ti', de una profundidad intelectual muy superior al 'Sálvame', no se vayan a creer que no.

Y es que la vida de Isabel Gemio es una vida de postureo. Ella quiere proyectar la imagen de mujer seria, profesional, educada y civilizada. Ella quiere ser esa pionera en aportar seriedad a los medios de comunicación. Lo que no sabe Isabel es que el título de pionera ya lo tiene, al menos en eso de traerse un 'toy boy' de Cuba. Mucho tienen que aprender Madonna y Demi Moore ante la hazaña de nuestra estrella patria.

Lo que Isabel Gemio nos presentó como una relación madura seguida de una ruptura discreta y civilizada, no fue muy distinto de lo que les ocurrió por el mismo tiempo a Sara Montiel o a Marujita Díaz. La española de éxito que se trae a un joven cubano fue una auténtica tendencia que causó furor en los años 90 y ese será el legado de Isabel Gemio.