Paz Padilla y el éxito de la mujer todoterreno

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

26 de septiembre. La mujer del día es Paz Padilla, la humorista, actriz y ahora presentadora de Sálvame que no deja de sorprendernos por su versatilidad. Esta mujer todoterreno parece valer para todo y el éxito ha decidido ponerse de su parte. Nos alegramos por Paz, que siempre nos ha demostrado que a través de la risa se puede llegar a más gente.

Paz Padilla se gana el reconocimiento y el cariño del público

Puede que Jorge Javier Vázquez necesitara unas largas vacaciones porque todo el mundo necesita descansar y desconectar. Tal vez el público también necesitaba descansar una larga temporada del presentador, porque la verdad es que este verano Paz Padilla arrasó como presentadora de Sálvame. El programa no se vino abajo por la ausencia de su presentador estrella. Al contrario, parece que la frescura de Paz está ganando terreno a Jorge Javier.

Podríamos decir del programa más visto de la televisión muchas cosas negativas, pero las cifras de audiencia hablan por sí solas. Sálvame es un programa que gusta a la gente por más que se le haya quedado pegada la etiqueta de telebasura. Por eso sorprendió a todos que en su día eligieran a Paz Padilla para sustituir a Jorge Javier en días sueltos en los que la estrella de la televisión tenía que descansar.

Parecía como si Paz Padilla, aquella humorista gaditana que nos hacía reír en programas de mucho humor pero de dudoso gusto, no encajase en un programa como Sálvame. Ocurrió con ella como con Mercedes Milá cuando empezó a presentar Gran Hermano. Pero Paz encajó. Y lo está haciendo tan bien que una gran parte del público ha dejado de echar de menos la maliciosa ironía de Jorge Javier.

Sin duda, nos quedamos con el humor más natural de Paz Padilla, con el gusto por el cotilleo más curioso, más divertido, pero menos hiriente. Le deseamos a Paz Padilla que disfrute de sus no-vacaciones durante mucho tiempo. Y que siga trabajando como hasta ahora, porque el reconocimiento siempre termina por llegar.