Ouka Leele: la fotografía de la Movida

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

9 de enero. La mujer del día es hoy Ouka Leele. Aquella joven que sorprendió en medio de la Movida por sus fotografías se convirtió en una de las mujeres más importantes del panorama artístico. Hoy disfruta del reconocimiento internacional, pero no siempre ha sido así.

Ouka Leele: los pros y los contras de ser un producto de la Movida

Los años 80 estuvieron marcados por la Movida, un movimiento creativo que abarcaba todos los campos artísticos y que nos ha dejado figuras imprescindibles como Ouka Leele, leyendas vivas del panorama artístico y cultural español. Pero también nos dejó muchos mitos que murieron arrastrados por lo que movía todo aquel engranaje: las drogas.

Bárbara Allende Gil de Biedma se convirtió en Ouka Leele por obra y gracia de la Movida. Codearse en los inicios de su carrera con personajes como Pedro Almodóvar o la cantante Alsaka es garantía de creatividad, de ingenio y de carisma. Pero no todos sobrevivieron a la movida que pronto empezó a dejar sobre los artistas un estigma de jóvenes que hacían lo que hacían porque no tenían otra cosa mejor que hacer.

Se les tachó de jóvenes despreocupados interesados únicamente en ese lema de sexo, drogas y rock & roll y muchos dudaron de su calidad. Todo porque sus trabajos resultaban novedosos, una ruptura con todo lo que se conocía y reconocía. Por eso algunos artistas anteriores a la Movida se llenaron de prestigio, como es el caso de la polifacética Ana Belén, mientras que los que bebieron de las fuentes ochenteras se quedaron estancados en su propia movida.

Ouka Leele es uno de esos bebés de la Movida que ha conseguido hacerse un hueco en el mundo artístico. Sus fotografías, que son poesía visual, son reconocidas internacionalmente como símbolo de unos tiempos de cambio. Y a pesar de ser uno de esos iconos de la Movida, Ouka Leele ha sabido sobrevivir en un mundo que no está preparado para el arte si no viene de la mano de baronesas reconvertidas en mecenas.