Tamara de Lempicka: el erotismo al servicio del arte y de la mujer

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

16 de mayo. La mujer del día es hoy Tamara de Lempicka. En el aniversario de su nacimiento queremos recordar a esta mujer que revolucionó el mundo del arte con sus retratos de mujeres y sus cuadros rompedores en los que mostraba un mundo de sensualidad y erotismo. La pintora polaca se convirtió, a través de sus cuadros, en un símbolo de la libertad de la mujer.

Retratos de mujer

Tamara de Lempicka no fue una mujer al uso. Vemos a una mujer acomodada en la alta burguesía, adoradora del lujo, de los amantes de ambos sexos y de más de un vicio. Pero también vemos a una mujer con un talento innato para plasmar las emociones más recónditas del ser humano. Sus retratos de mujeres con un estilo Art Déco se cotizan en millones y sus obras se han convertido hoy en preciadas posesiones de estrellas de Hollywood y coleccionistas privados.

Si queremos recordar aquí a esta artista es por su forma de expresar en su arte la libertad de la mujer. Por tratar con naturalidad el cuerpo desnudo, por apreciar la belleza de los cuerpos que desprenden sensualidad. En definitiva, por haber plasmado en su obra ese deseo de la mujer de principios del Siglo XX de ser escuchada, de ser tenida en cuenta, de ser algo más libre.

Tamara de Lempicka triunfó en el Paris de los felices años 20, y también en el de los años 30. Con un estilo de vida provocador, la artista siempre encajó en aquellos lugares vanguardistas con aspiraciones de convertirse en lugares de culto. El arte de esta mujer preparó a la sociedad parisina para apreciar las formas novedosas con la misma pasión con la que acogieron los rompedores diseños de Coco Chanel. Así, no queremos olvidarnos en el aniversario de su nacimiento, de Tamara de Lempicka, una artista que dotó a la mujer de una nueva perspectiva.