Consejos antes de retirar las uñas de gel

Irene Gusi

Retirar las uñas de gel

Las uñas artificiales como las de gel, nos permiten que podamos lucir unas uñas perfectas y a un precio asequible. Pero, ¿qué pasa cuando decidimos quitarlas? Estas uñas se adhieren a la natural con un pegamento fuerte por eso es muy importante que nunca trates de arrancarlas directamente porque lo que conseguirás es eliminar también la primera capa de tu uña natural y dañarla aún más. Esto podría suponerte molestias y que tus uñas queden frágiles y quebradizas.

Cómo quitar las uñas de gel fácilmente

Para poder quitar las uñas de gel sin dañar tu uña natural necesitarás: un palito de naranjo, una lima normal y otra pulidora, algodón, papel de plata, endurecedor de uñas, bálsamo para cutículas, vaselina, quitaesmalte con acetona o disolvente de uñas acrílicas.

Cuando tengas todos los productos, lo primero que debes hacer es limar las uñas de gel intentando no llegar a tocar tu uña natural. Una vez hayas limado el máximo posible las uñas coge un trozo de algodón e imprégnalo  de acetona o disolvente de uñas artificiales. Con el quitaesmalte con acetona deberás tener paciencia, pues es menos efectivo y tarda más en reblandecer la uña de gel. El disolvente de uñas artificiales es la mejor opción, ya que no daña tu uña natural y tarda alrededor de 10 minutos en quitar la artificial.

Después coge la vaselina y aplícala alrededor de la uña, por el dedo. Esto se realiza para proteger tus dedos de la acetona o disolvente y evitar que nuestra piel se reseque. Ahora, coloca el algodón sobre tu uña de gel y envuelve el dedo con papel de plata para que el producto esté en contacto con el gel y pueda deshacerlo fácilmente. Si has utilizado disolvente deberás dejarlo entre 10 y 15 minutos, pero si has optado por el quitaesmalte con acetona, el tiempo es de unos 30 minutos.

Pasados estos minutos retira el papel de plata y el algodón y, con la ayuda del palito de naranjo, arrastra los restos de gel. Cuando hayas quitado los restos de gel y del tip comprobarás que tu uña natural luce un aspecto estropeado pero tiene solución.

Coge la lima pulidora y alisa tu uña hasta que veas que vuelve a tener un aspecto saludable y normal. Después utiliza un esmalte de brillo para acabar de perfeccionarla. También aplica una capa de endurecedor para empezar con la rehabilitación de la uña natural y un bálsamo para cutículas.

Puedes leer más artículos similares a Consejos antes de retirar las uñas de gel, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.