Perros de famosos: Kallum, el Gran Danés de Alejandro Fernández

María Fernández

No, no es un zoológico ni una perrera; es la casa de Alejandro Fernández. El cantante ama a los animales (tanto como a la música), sobre todo los perros y los caballos, por lo que siempre que puede se rodea de ellos. Te presentamos a algunas de sus muchas mascotas. ¡Y la familia no para de crecer!

Kush, es un Komondor, una raza que es conocida como trapeador. La verdad es que no es difícil enamorarse de este perro porque, aunque es bastante grande y no se caracteriza por ser especialmente cariñoso, su melena larga de mechones le convierte en un perro divertido y al que querrías achuchar. Además, Alejandro Fernández ha llenado el pelo de Kush de unas rastas o trenzas muy favorecedoras.

Pero Kush no es el único perro que tiene un sitio en el corazón del artista. Alejandro Fernández también ha caído rendido ante los pies (o mejor dicho, las patas) de Coco y Luka, dos Gigantes de los Pirineos o Gran Pirineos. Y sí, como su raza indica, son dos perros realmente enormes, con un precioso pelaje blanco.

Los perros de Alejandro Fernández

Está visto que a El Potrillo le gustan los perros grandes porque Kallum es un Gran Danés. El cachorro ha sido el último en llegar a la familia, pero ya se ha ganado a todos. El artista adora tanto a los perros que en sus redes sociales también aparecen otros como Kenay, Frida, Kahlo, Bruno, Antuán, Jack... ¿Te has fijado en los nombres tan curiosos que tienen todas sus mascotas?

Junto a la música y los caballos, ellos son sus grandes amores y no se separan ni para comer. Ellos le despiertan cada mañana, le acompañan cuando ve alguna película, juega con ellos en su enorme jardín, son su apoyo en los momentos más complicados... El propio Alejandro Fernández admitía en Instagram que ellos no pueden vivir sin él, pero es que él tampoco es feliz sin ellos.

Puedes leer más artículos similares a Perros de famosos: Kallum, el Gran Danés de Alejandro Fernández, en la categoría de Perros en Diario Femenino.