Vestidos de bautizo para niñas: cómo vestirlas para una celebración

Andrea Hidalgo

Vestidos para niñas invitadas a un bautizo

Cuando nos invitan a una celebración como puede ser un bautizo, una comunión o una boda, no sólo nos preocupamos de cómo podemos vestir con acierto, sino también hay que prestar atención a los vestidos de los niños invitados. Si tu hija va a acudir a un bautizo, hay una serie de ideas a tener en cuenta para que la niña pueda destacar e ir adecuada a la ocasión.

Cómo vestir a una niña invitada a un bautizo

Uno de los colores más típicos para vestir a una niña para una fiesta es el blanco, crudo o marfil. Son ideales los vestidos de tonos claros en los que los pasacintas, lazos u otros adornos ponen el punto de color.

Si el bautizo se celebra en verano o primavera, la niña irá ideal con un vestido de piqué, plumeti, lino u organza con algún motivo en un color tanto pastel como un tono más vivo que le dé un aire elegante y divertido. Otra tendencia totalmente diferente son los vestidos de estampados o de colores intensos como fucsias, corales, burdeos, azules o verdes. Son colores que se utilizan más en épocas de más frío.

Las niñas estarán ideales para ir a un bautizo con vestidos de corte ebassé, son trajes fresquitos y muy cómodos para el verano; de volantes, muy juveniles y actuales; trajes vaporosos, que aportan un toque retro y romántico; o los cortes princesa, clásicos y siempre de  tendencia.

Respecto al resto de detalles, los zapatos ideales son unas merceditas o bailarinas. En cuanto al pelo, conviene no dejarlo suelto, porque la niña parecerá despeinada al poco tiempo de comenzar el bautizo. Una diadema o un semirecogido con un lazo del tono del vestido será perfecto. Si hace un poco de fresco, las niñas están ideales con chaquetas cortitas y si hace frío, se impone el abrigo.