Vestidos de comunión para mamás: cómo vestir en una Primera Comunión

Inspírate en las famosas para lograr tu look

Alba Caraballo

Vestidos de comunión para mamás: cómo vestir en una Primera Comunión

Si ya has comprado el vestido de comunión de tu hija o el traje de tu hijo, has organizado los preparativos para la celebración, tienes los recordatorios y los regalos para los invitados, solo falta… tu vestido de comunión. Antes de que entres en estado de pánico, relájate y lee sobre estos sencillos consejos que te serán de utilidad para llevar el traje perfecto a la comunión de tu hijo o hija.

Los mejores vestidos de comunión para las mamás

Es conveniente antes de comprar tu vestido de comunión que conozcas qué es lo que no has de ponerte para acompañar a tu hijo en el Vestidos de comunión para mamás: cómo vestir en una Primera Comunióndía de su Primera Comunión. Están totalmente desaconsejados brillos, lentejuelas, pedrería y todo aquello que recuerde a un vestido de fiesta.

+ Se trata de una celebración de día y lo ideal es llevar un vestido de cóctel, es decir, un traje sencillo y discreto cuya largura sea por la rodilla o sólo unos centímetros por encima de ella. No son apropiados, por tanto, los vestidos cortos o minivestidos. Los trajes de chaqueta también son perfectos para estas celebraciones.

+ En cuanto a los colores, intenta evitar el negro, puesto que es un color más adecuado para la noche. Por el contrario, los colores pastel o incluso colores vivos son ideales para el look de la mamá en una comunión, ya que se trata de una celebración de día y además suele celebrarse en primavera. El blanco está totalmente permitido para la mamá del niño que celebra la comunión, al contrario que en las bodas donde es una descortesía, no hay ningún inconveniente para lucir un bonito vestido blanco, marfil o crudo.

+ Para componer un total look, necesitarás unos zapatos de tacón y un bolso de mano pequeño. Evita pamelas o tocados, utiliza un maquillaje discreto y unas joyas no muy exageradas.