Intimidad en la Red: que nadie te pille tu contraseña

Marta Marciel

Proteger nuestra intimidad en Internet es más importante de lo que realmente pensamos. Más allá de tener cuidado con las fotos que enviamos -ojo con las que podemos estar ligeritas de ropa, puede que nuestro exnovio no sea tan buena persona como creíamos-, también debemos tener cuidado con nuestros accesos a la Red. 

Nos referimos a todas las contraseñas que tenemos en distintas plataformas de internet: nuestro correo electrónico, la cuenta personal de Facebook, nuestro perfil de Twitter... si alguien accediese a ello, todos nuestros secretos quedarían al descubierto. 

Cómo proteger nuestras contraseñas en Internet 

- Cuidado con las contraseñas fáciles: Sí, a todos se nos ha pasado por la cabeza poner nuestro nombre, nuestra fecha de nacimiento o el nombre de nuestro perro con el que posamos amorosas en Instagram. Error garrafal. Si escogemos contraseñas sencillas para las cuentas de las redes sociales o el email, es bastante probable que la gente que nos conozca pueda entrar a cotillear lo que tenemos en nuestra intimidad.

- No dejes contraseñas en páginas web: Muchas páginas como las que reservan viajes por Internet, compra de billetes de avión o incluso cualquier test que hagas en una página, pueden pedirte tu email y contraseña. Una de dos, o te aseguras de que no se queda grabada, o no entres en el juego de escribirla. 

- Nunca dejes que recuerde la contraseña: Aunque sea nuestro propio ordenador o teléfono móvil, es más recomendable escribir cada día la contraseña de Facebook o Twitter, a perderlo de pronto y que todos nuestros secretos queden al descubierto. Y por supuesto, nunca dejes que un dispositivo electrónico ajeno guarde nuestro password. 

Borra tu rastro en Google Chrome y Mozilla Firefox 

- Cómo borrar la contraseña en Chrome: Pero, si ya hemos dejado nuestra contraseña, aunque haya sido en nuestro propio ordenador: tranquilidad, no está todo perdido. Podemos eliminar las contraseñas guardadas en Chrome, en una de las pestañas que aparecen en la pestaña de Ayuda en el propio navegador. Lo encontraremos si clickamos en el menú de Chrome, pasamos a configuración, y posteriormente llegamos a Mostrar opciones avanzadas.

Será en esta parte donde encontraremos un administrador de contraseñas guardadas, donde tanto los usuarios de Windows como los de Mac pueden eliminar las contraseñas fácilmente en el diálogo que aparece en la pestaña Contraseñas y formularios, así como Acceso a llaves en el caso de los ordenadores de Appe. Así, no tendremos problema para borrar nuestra contraseña. 

- Cómo borrar las contraseñas en Firefox: También podemos borrar nuestro rastro en el caso de Mozilla. Que no cunda el pánico, es sencillo. Simplemente tenemos que acudir a la pestaña del Menú y clickar en Preferencias, para después acudir a Contraseñas guardadas, donde estará presente el administrador de contraseñas. 

Posteriormente, tenemos que continuar dándole a Mostrar contraseñas, usando el cuadro de búsqueda donde hemos puesto nuestro usuario para eliminar el que hayamos puesto. Si queremos que se borre absolutamente todo, hemos de dar a la pestaña: eliminar todo

Pero si además de todo esto, queremos protegernos aún más, podemos cambiar nuestra contraseña con regularidad. Sí, puede parecer excesivo, pero si mantenemos nuestro password durante meses o incluso años en nuestras cuentas de Facebook, Twitter, Instagram y correo electrónico, seguro que en algún momento no nos hemos dado cuenta y se ha quedado grabada en alguna parte. Si la cambiamos de forma regular, estaremos mucho más protegidas en la Red.