Whatsapps de madre

¿Te recuerdan a la tuya?

Teresa Guerra

Si estabas buscando señales de que el Apocalipsis está cerca, aquí tienes la definitiva: las madres han descubierto Whatsapp. Desde el momento en que se han hecho con la popular aplicación de mensajería móvil, hombres y mujeres tenemos que sufrir de whatsapps que se repiten más que las cadenas de mails de los 90. Si tu madre tiene whatsapp, te sentirás identificada.

La velocidad no es su punto fuerte

En el tiempo en que tú le explicas a tu madre la situación de tu vida en pareja, laboral y tus planes con tus amigas, tendrás suerte si ella ha terminado de saludarte.

Los espacios, esos grandes desconocidos

Por alguna razón desconocida, las madres parecen incapaces de encontrar el símbolo del espacio en el teclado. Irónicamente, es más grande de todos.

Vía: GQ

El texto predictivo juega malas pasadas

Podemos considerar el texto predictivo como una habilidad de “usuario avanzado”, que tu madre aún no domina. Por suerte, nos deja frases tan divertidas como ésta.

Para qué quieres una agenda, teniendo madre con whatsapp

La organización de una madre sólo es comparable a la de los más eficaces sistemas operativos informáticos. Además, tienen la habilidad de hacerte sentir culpable con sólo un par de frases.

Vía: Twitter de @juanmagg94

Tácticas de espionaje de alto nivel

Siempre que quieras conseguir una confesión, recurre a una madre. Puede que no sepan cambiar su foto de perfil, pero han extrapolado sus habilidades de espía a los móviles con la máxima eficacia.

Vía: Twitter de @black_arthur_

Lo peor: la regresión a la adolescencia

Cuando te vas de casa, que es la razón por la que tu madre se instala el whatsapp, puede sufrir un proceso de regresión a su adolescencia. Te lo demostrará escribiendo al más puro estilo SMS de hace diez años.