Los beneficios de tener sentido del humor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los beneficios de tener sentido del humor

Está claro que en estos tiempos de crisis, más que nunca, necesitamos optimismo y alegría a raudales. Así que vamos a hacer un esfuerzo para alejar las ideas apocalípticas, porque esto no puede ir a peor, sólo puede mejorar. Y mientras la cosa se calma, lo mejor es adoptar una actitud positiva y aprender a reírnos hasta de las desgracias, porque si no nos vamos a quedar estancadas en una insatisfacción vital permanente.

El sentido del humor te ayuda a ser feliz

Y es que son muchos los beneficios de disfrutar de un buen humor habitualmente. Si mantienes una sonrisa en tu cara pese a las adversidades notarás cómo empiezas a tomarte las cosas mucho mejor. Evidentemente los problemas no desaparecen porque sonrías, pero sí hará que te veas con más fuerza para encontrar soluciones nuevas.

El paso siguiente, una vez que consigas llenarte de optimismo y positivad es aprender a reír. De sobra son conocidas las propiedades de la risoterapia tanto a nivel físico como emocional, por lo que tienes que procurar educar tu humor hasta conseguir reírte de todo, especialmente de ti misma. Porque si disfrutas del sentido del humor conseguirás también disfrutar más de la vida.

Si no eres una persona especialmente alegre o si eres de esas personas con un constante gesto de mal humor en la frente, no te preocupes, porque el sentido del humor también se puede desarrollar. Procura rodearte de gente alegre y no te olvides de basar tus conversaciones en todas esas cosas que te producen satisfacción. También tienes que aprender a controlar la vergüenza disminuyendo tu sentido del ridículo. Verás cómo poco a poco empiezas a reírte de todo.

Mejora tu salud con el sentido del humor

Si bien es importante tener un gran sentido del humor para salir airosa de ciertas situaciones delicadas, tienes que tener en cuenta además, los beneficios que reporta el sentido del humor a tu salud. Y donde más vas a notarlo es una disminución apreciable del estrés.

El sistema inmunológico también se ve favorecido si mantienes una actitud alegre y jovial, con lo que te puedes evitar esas típicas infecciones que te atacan cada temporada. El buen humor reduce la presión arterial y estabiliza los niveles de azúcar y, por si esto fuera poco, le podemos añadir los beneficios de unas buenas carcajadas en forma de consumo de calorías.

Así que no lo dudes más, cambia tu ceño fruncido por una sonora carcajada y que no te importe lo que los demás piensen. Es cierto que hoy en día muchas personas experimentan un cierto sentido de culpa por mostrarse felices y contentas cuando a su alrededor hay tanto drama pero, si te mantienes en tu actitud positiva y optimista, pronto lograrás contagiar tu buen humor a los demás. Porque ahora mismo, reír nos hace mucha falta.