Los beneficios del vino: salud, belleza y buen humor

Las propiedades del vino

Las propiedades beneficiosas del vino se conocen desde hace miles de años, pero hoy en día vienen avaladas por la multitud de estudios científicos que relacionan esta bebida con un mejor estado de salud. Pero es que el vino, no sólo nos ayuda a estar más sanas, también nos aporta muchos beneficios a nivel anímico, mejora el estado de nuestra piel y es el perfecto aliado de nuestra vida sexual. Dicho esto, no queremos incitar al consumo excesivo de bebidas alcohólicas, sino que estamos hablamos de los beneficios del vino consumido siempre en cantidades moderadas.

El vino, fuente de salud y bienestar

Las propiedades del vino se dirigen tanto hacia nuestra salud física como a la psíquica. Su contenido en vitaminas A, B y C y en minerales como el magnesio, el potasio, el flúor y el calcio hacen de esta bebida un aliado en el restablecimiento de cualquier enfermo tras un período de convalecencia. Además, el vino también contiene hierro, por lo que se recomienda su consumo en los casos de anemia. Asimismo, el vino tiene una función digestiva, antialérgica, antinfecciosa y depurativa, por lo que puede ayudar a equilibrar los niveles de colesterol.

El consumo moderado de vino reduce considerablemente el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, reduce la periodontitis, evita la progresión de los problemas de visión, disminuye el dolor producido por las enfermedades de las articulaciones, previene problemas cardiovasculares y estimula el sistema inmunitario. También hay estudios que ponen en relación el consumo habitual de vino con el menor riesgo de padecer determinados tipos de cáncer.

Básicamente, las propiedades del vino actúan sobre el bienestar en general, ya que también se han observado sus beneficios a nivel anímico, reduciendo el riesgo de depresión y ayudando a disminuir el estrés y la ansiedad.

El vino, un gran aliado contra el envejecimiento

Pero es que además el vino es considerado como uno de los mejores aliados en la lucha contra el envejecimiento. Parece que consumir vino de forma habitual frena el deterioro de las capacidades cognitivas en la vejez, así como también hay estudios que relacionan el vino con un retraso en las consecuencias de enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson.

El mundo de la belleza tampoco se ha resistido al influjo del vino y cada vez son más frecuentes los tratamientos corporales a base de esta bebida y también la vinoterapia, obteniendo unos resultados espectaculares en la piel. La enocosmética, está cada vez más de moda, ya que el vino se descubre como un potente antioxidante y un buen regenerador celular, lo que le convierte no sólo en el elixir de la juventud, sino también en el de la felicidad.

El vino: arte, ocio y cultura

Dados los beneficios que nos aporta el vino en nuestro bienestar general, no es extraño que cada vez más gente esté interesada en la cultura del vino y proliferen los establecimientos exclusivos de esta bebida donde cualquiera puede convertirse en un perfecto enólogo con una amplia oferta de catas, seminarios y cursos. Cada vez están más de moda las visitas a bodegas para disfrutar solo, en pareja o con amigos de un buen vino con historia y de calidad, como es el caso de Bodegas Valdemar

Laura Sánchez  •  domingo, 2 de diciembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x