Equinácea: protege tus defensas de forma natural

Equinácea para reforzar tus defensas

La Equinácea es la reina indiscutible en el mundo de la fitoterapia por sus propiedades antinflamatorias y antisépticas y por aumentar las defensas de nuestro organismo. Pero los beneficios de la Equinácea no son nuevos, ya que se trata de una planta cuya acción medicinal ya venían utilizando las diferentes tribus de indios de América del Norte. Una vez más recurrimos a la naturaleza para mejorar el estado de salud a través de esta planta medicinal que refuerza el sistema inmunitario y combate las infecciones.

Las múltiples propiedades de la Equinácea

Por sus múltiples propiedades la Equinácea se convierte en el aliado fundamental de nuestro bienestar ya que ayuda a reforzar nuestras defensas y previene las típicas infecciones invernales. Dentro de las plantas medicinales, la Equinácea es quizás, la que mayores beneficios reporta a nuestro organismo a nivel global.

Y es que la Equinácea tiene es un potente antiséptico y antinflamatorio. Refuerza la piel contra las agresiones externas, y resulta un tratamiento eficaz contra la artritis y demás inflamaciones de las articulaciones. También tiene una acción cicatrizante, reparando rápidamente el tejido dañado y actúa como antioxidante protegiendo la producción del colágeno en la piel. Y aunque su uso en los tratamientos contra el cáncer aún está en fase de estudio, la Equinácea también posee una acción antitumoral.

Pero la propiedad más importante de esta planta medicinal es la que actúa directamente sobre el sistema inmunitario, reforzando las defensas y previniendo así la aparición de ciertas enfermedades. La Equinácea contrarresta, de esta manera, los efectos nocivos de una mala alimentación, del estrés, la ansiedad y el agotamiento del día a día.

Equinácea para evitar gripes y resfriados

Ahora que se acerca el invierno, nos conviene estar protegidas frente a las enfermedades típicas de esta estación. Gripes, resfriados, infecciones respiratorias y dolor en las articulaciones son algunas de las afecciones más frecuentes con la aparición del frío. La Equinácea puede evitar muchas de estas infecciones, y también actúa sobre los síntomas una vez que las hemos contraído. De hecho, se ha demostrado que la utilización de esta planta reduce en un día y medio los procesos gripales y catarrales.

Si quieres proteger tu cuerpo de infecciones este invierno, la fitoterapia te ofrece prevenir las enfermedades de forma natural sin necesidad de recurrir a los fármacos. Además, la Equinácea tiene escasas contraindicaciones, pero conviene consultar a tu médico si estás embarazada o tienes alguna alergia. En seguida notarás cómo el frío te da menos problemas este invierno.

Hay varias formas de beneficiarte de las propiedades de la Equinácea. Puedes tomarla en gotas, en pastillas o en jarabe, pero acuérdate de seguir las pautas de uso de cada fabricante. También es importante fijarte en la duración del tratamiento ya que no conviene tomar esta planta de forma continuada para no acostumbrar a nuestro organismo a tener un refuerzo extra.

En el caso de que necesites la Equinácea para tratar algún problema de la piel, como eccemas, cicatrices, dermatitis, úlceras o sabañones también está disponible en tinturas y en cremas.

Laura Sánchez  •  miércoles, 31 de octubre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x