Qué es la autoestima: definición, significado y tipos de autoestima

Los problemas de autoestima se observan en todos los ámbitos de la vida

Se habla mucho de la autoestima como quererse a una misma, como “el amor propio”... pero, ¿qué más es la autoestima? Lo cierto es que se trata de un aspecto nuclear en la identidad y el bienestar que nos permite construir una relación sana con nosotras mismas y también con los demás. 

Y es que la autoestima está en la base de muchas de las cosas que construimos a diario: nuestros estudios, trabajo, relaciones… ¿Crees que existe un único tipo de autoestima, o que esta, en cambio, puede fragmentarse/dividirse?

Lo cierto es que existen diferentes tipos de autoestima. En Diario Femenino conoceremos qué es la autoestima y cómo puede variar según su grado de estabilidad y positividad/negatividad (valencia) y también según la faceta de la vida que impregne (vida laboral, social, personal, etc.). Además, también hablaremos de las causas y consecuencias de tener una autoestima baja, de los síntomas que se experimentan y del tratamiento o remedios para aumentarla hasta niveles óptimos. ¡Presta mucha atención!

En qué consiste exactamente la autoestima  

La autoestima es el concepto que hace referencia al amor hacia una misma; tiene que ver con la manera que tenemos de relacionarnos con nosotras mismas, de tratarnos y, en definitiva, de valorarnos. Incluye todo tipo de creencias, comportamientos y actitudes hacia nosotras mismas.

La autoestima no es un concepto estable a lo largo de la vida; lo que vivimos y cómo lo vivimos la va moldeando y modificando, haciendo que esta pueda estar muy alta (ser muy positiva) en algunos momentos y estar más bajita (o negativa) en otras ocasiones. Los rechazos o las malas experiencias, por ejemplo, pueden influir en nuestra autoestima.

Lo que los demás ven en nosotras o, más bien, lo que nosotras pensamos que los demás ven, es crucial para determinar nuestro grado de autoestima. Entramos en el terreno de la seguridad y la confianza en una misma, minado por las influencias del exterior. Pero si hay algo que determina el estado de salud de nuestra autoestima es la infancia. El refuerzo positivo o negativo con el que hayamos contado desde los primeros pasos de nuestra vida va a ser fundamental para nuestra seguridad emocional en el futuro.

Es importante subrayar que no es lo mismo la autoestima que la autoconfianza. La autoconfianza está vinculada con aquellos objetivos y metas concretas que nosotros mismos nos marcamos, mientras que la autoestima hace referencia a la valoración global que hacemos de nosotros mismos. Es decir, una persona puede pensar que es muy buena tocando el piano o jugando al baloncesto, sin embargo eso no quiere decir que esa persona no pueda tener una autoestima baja. Se trata de alguien que confía en su habilidad en esas áreas específicas, pero igual le gustaría ser más alto o tener mejor físico…

Sin embargo, depende de nosotras cómo queremos que sea esta autoestima, ya que podemos trabajar en ella para que sea más positiva o adecuada.

Bases de la autoestima

Como habrás podido comprobar, la autoestima también tiene sus bases y resulta fundamental conocerlas en profundidad para poder mejorarlas y reforzarlas: Estas bases son las siguientes:

+ Universo social y material que te rodea: el contacto con otras personas es una de las fuentes más importantes que tenemos para poder crear nuestra propia visión del mundo. La relación que tienes con cada una de las personas de tu entorno (amigos, familia, pareja) va a ser la responsable de desarrollar tu idea de cómo crees que eres.

+ Creencias negativas: es muy complicado cambiar las creencias y pilares que hemos ido asumiendo a lo largo de la vida, pero esto no quiere decir que sea imposible. Por lo general, las personas somos muy reacias a los cambios, mucho menos a aquellos que afecten a creencias muy arraigadas de las que nos hemos ido autoconvenciendo con el paso de los años. Por ejemplo, si en tu interior siempre has creído que eres una persona fea o que no sirves para hacer cierta actividad, a día de hoy será muy difícil que cambies esos pensamientos y comiences a valorarte como realmente mereces.  Por eso, para subir y fortalecer la autoestima, es fundamental tratar el problema de raíz, es decir, desde tus convicciones más internas.

+ La teoría que has elaborado sobre ti mismo: todos y cada uno de los calificativos con los que nos definimos a nosotros mismos (independientemente de que estos sean buenos o malos) forman una teoría sobre quién creemos que somos. Cuando estos calificativos son en su mayor parte negativos, inevitablemente y tarde o temprano, tendremos una autoestima baja. Empezar a definirnos con palabras más bonitas y reales nos ayudará a comenzar a querernos un poquito más a nosotras mismas.

Los diferentes tipos de autoestima que existen

Pero, ¿existe un único tipo de autoestima? ¿O más de uno? En realidad, podemos hablar de dos grandes clasificaciones de la autoestima: aquella que la clasifica según un criterio de estabilidad y valencia (positiva o negativa, o alta o baja) y aquella que la clasifica según sus facetas.

Vamos a ver ambos tipos de clasificaciones de la autoestima:

+ Según su estabilidad y valencia

- Autoestima alta y estable

Cuando disfrutamos de una autoestima alta y estable, nos sentimos seguras de nosotras mismas y nuestras acciones reflejan esta seguridad. Así, podríamos decir que es positivo tener este tipo de autoestima, porque los acontecimientos externos influyen muy poco en ella (ya que es sólida y estable por sí misma). Es una autoestima que, en muchos casos, se ha tenido que trabajar (por ejemplo, trabajando en nosotras mismas, conociéndonos y autocuidándonos, acudiendo a terapia, etc.).

Como aspecto positivo de este tipo de autoestima, las que la tienen, son personas con cierta facilidad para defender su punto de vista sin miedo al qué dirán o al rechazo.

- Autoestima alta e inestable

Otro de los tipos de autoestima es la alta e inestable o lo que también podemos denominar como autoestima media. Se trata de una autoestima que suele estar alta (o ser positiva), pero que no se mantiene constante en esos niveles. Así, las circunstancias externas pueden alterar fácilmente este tipo de autoestima. 

En general, las personas con esta autoestima responden con una actitud crítica frente al fracaso, ya que lo perciben como una amenaza. Defienden su propio punto de vista pero no aceptan el de los demás. Además, esta inestabilidad de la que hablábamos, conduce al sujeto a preocuparse por mantener estable la autoestima, lo que hace que, en muchas ocasiones, la intente preservar “a cualquier precio”.

- Autoestima baja y estable

La autoestima también puede ser baja o negativa. En estos casos, hablamos de personas con bastante inseguridad personal, a las que las críticas o el rechazo puede hacerles “tambalear” esa poca seguridad que les queda.

Por otro lado, su baja autoestima es estable en el tiempo, por lo que les cuesta mucho confiar en sí mismas, comprometerse realmente con los demás, probar cosas nuevas o arriesgarse, etc. Es decir, su baja autoestima casi siempre se mantiene así.

Es un tipo de autoestima muy frecuente en personas con tendencia a la depresión. Personas que, además, suelen tener una mentalidad pesimista y que no suelen percibir sus logros personales como tal (como ocurre con el denominado “síndrome del impostor”).

-  Autoestima baja e inestable

Es quizás la autoestima más “caótica” de todas porque la persona se muestra insegura consigo misma, no cree en ella, pero a veces tiene “subidones” de autoestima (que no suelen durar mucho). Suelen ser personas muy sensibles que se dejan influenciar bastante por los eventos externos.

Por ejemplo, ante un éxito, su autoestima sube, pero la euforia se termina rápido y entonces vuelven los niveles bajos de autoestima.

En este sentido, la inestabilidad que presentan también puede aparecer en otras facetas de su vida, y sobre todo, en su bienestar emocional. Este tipo de autoestima es típica de personas con trastorno límite de la personalidad (TLP), por ejemplo. También, en personas narcisistas, que aunque parezca que gozan de una gran autoestima, la realidad es que sus rasgos narcisistas a menudo son una “máscara” para tapar sus grandes carencias de amor propio.

- Autoestima inflada

Algunos autores hablan de un tipo más de autoestima dentro de este rango de clasificación. Recibe la denominación de ‘autoestima inflada’ y es aquella que tienen las personas que se creen mejores que el resto, que son incapaces de escuchar a los demás y mucho menos de aceptar o reconocer un error (no tienen capacidad de autocrítica). Su autoestima se encuentra tan sumamente abultada y exagerada que se creen con el derecho de menospreciar a los que están alrededor. Este tipo de autoestima genera conductas muy negativas y hostiles.

+ Según sus facetas o ámbitos 

Por otro lado, también podemos hablar de diferentes tipos de autoestima según la faceta de la vida con la que tengan que ver. Así, podemos desglosar la autoestima en: autoestima personal, social y laboral o académica. 

En general, si una persona tiene una autoestima estable, sus diferentes tipos de autoestima en este sentido son altos. Sin embargo, también es cierto que podemos tener una muy buena autoestima laboral y una muy mala autoestima social, por ejemplo. Es decir, son conceptos bastante independientes, aunque en algunas ocasiones puedan influenciarse mutuamente.

- Autoestima personal

La autoestima personal es aquella que tiene que ver con nuestro propio bienestar; sería la autoestima “general”, la que se relaciona con cómo nos tratamos y con el amor que nos dedicamos a nosotras mismas.

- Autoestima social

La autoestima social hace referencia a cómo de seguras nos sentimos en nuestras relaciones personales, relacionándonos con los demás, haciendo amigos, etc. Es una autoestima que toma relevancia en la adolescencia, por ejemplo, cuando formar parte de un grupo se convierte en un aspecto esencial para la identidad de la persona.

- Autoestima laboral o académica

Finalmente, la autoestima laboral o académica es aquella que tiene relación con cómo de seguras y orgullosas nos sentimos en el ámbito laboral o académico.

Tiene que ver, también, con el reconocimiento de nuestros logros en esta área y con la capacidad que tenemos de reconocerlos como propios y como fruto de nuestro esfuerzo y/o talento. Implica reconocer las fortalezas en nuestra forma de trabajar o estudiar.

Como hemos visto, no existe un único tipo de autoestima sino muchos. Además, la autoestima no es algo 100% estable en el tiempo (aunque haya personas que no presenten grandes oscilaciones en ella). Esto hace que podamos tener un determinado tipo de autoestima (alta y estable) durante una determinada época, pero que esta pueda disminuir, sobre todo cuando es inestable. 

Por otro lado, como la autoestima es un concepto que engloba muchas facetas de nuestra vida, podemos tener una buena autoestima en un área (por ejemplo, el trabajo) y una autoestima un poco más frágil en otra (en las relaciones personales, por ejemplo). 

Sea como sea, cuidar (y fomentar) nuestra autoestima pasa por cuidar cómo nos dirigimos a nosotras mismas (cuidar nuestro lenguaje o diálogo interno), conocer qué nos gusta y qué no, poner límites, escoger personas que nos aporten algo como acompañantes de vida (huir de las personas tóxicas), etc. Y sobre todo, pedir ayuda profesional si sentimos que la necesitamos, porque esta es otra forma de cultivar una buena autoestima.

“Quererse a uno mismo es el principio de un romance para toda la vida”.
-Oscar Wilde-
 

Referencias bibliográficas:

  • Branden, N. (1995). Los seis pilares de la autoestima. Barcelona: Paidós.
  • Feldman, J. R. (2002). Autoestima ¿Cómo desarrollarla? . Madrid: Narcea.
  • Mruk, C. (2006). Self-Esteem research, theory, and practice: Toward a positive psychology of self-esteem (3rd ed.). New York: Springer.

 

Beneficios de Tinder para la autoestima Beneficios de Tinder para la autoestima. Encontramos muchas ventajas a la hora de ligar por Internet en general y por Tinder en particular, pero la que más nos gusta es esa de mejorar nuestra autoestima. Te presentamos los beneficios de Tinder para la autoestima.

Recupera tu autoestima tras la tuptura Recupera tu autoestima tras la tuptura. Después de una ruptura sentimental la autoestima suele quedar hundida. No dejes que el ciclón de emociones acabe con tu seguridad y descubre cómo recuperar la autoestima tras una ruptura.

Complejo de job o baja autoestima Complejo de job o baja autoestima. El complejo de Job ocurre cuando la baja autoestima se evidencia en problemas de la piel. En nuestro diccionario de complejos también tratamos el complejo de Job.

Soluciones para la autoestima Soluciones para la autoestima. Los problemas de autoestima nos llevan a la infelicidad. Por eso hemos buscado la solución definitiva para mantener la autoestima alta y poder caminar con más seguridad.

Problemas de chicas con baja autoestima Problemas de chicas con baja autoestima. Las chicas con problemas de autoestima se encuentran con muchas situaciones difíciles durante el día como las que te mostramos a continuación.

10 consejos para una autoestima alta 10 consejos para una autoestima alta. Para este año 2015 nos hemos propuesto subir la autoestima a niveles insospechados. Tenemos algunos consejos para mantener la autoestima bien alta.

Complejo de gorda y autoestima Complejo de gorda y autoestima. El complejo de gorda es uno de los más frecuentes entre las mujeres. Descubre en nuestro diccionario de complejos cómo superar el complejo de gorda.

Autoestima sin maquillaje Autoestima sin maquillaje. El maquillaje tapa cualquier imperfección, incluso puede esconder los problemas de autoestima. Mejora tu autoestima sin necesidad de maquillaje.

La baja autoestima te hará daño La baja autoestima te hará daño. La autoestima no solo repercute en el estado emocional, sino que también es muy importante para la salud física. Descubre la importancia de la autoestima para la salud. Ten en cuenta las siguientes consecuencias para que te sirvan para deshacerte de esa autoestima tan baja. ¡Presta mucha atención!

La importancia de la autoestima sexual La importancia de la autoestima sexual.

Frases para la autoestima Frases para la autoestima. Si estás triste o hundido, no dejes que los pensamientos negativos se adueñen de tu vida, echa un ojo a estas frases y levanta tu autoestima

Baño de realidad para la autoestima Baño de realidad para la autoestima. La autoestima baja nos hace perder la perspectiva y tendemos a dramatizar las situaciones. Para estos casos, hay que darse un baño de realidad que mejore la autoestima.

La autoestima es muy sana La autoestima es muy sana. La vida nos pone ante situaciones complicadas que debemos resolver y no dejarlas pasar. Para una buena autoestima, aprende a enfrentarte a los problemas sin huir de ellos.

Tu autoestima te hará fuerte Tu autoestima te hará fuerte. La mayoría de las personas desean tener más fuerza para enfrentarse a la vida y el secreto de la fuerza es la autoestima. Mejorar la autoestima te hace más fuerte.

Cuida la autoestima de tus padres Cuida la autoestima de tus padres. Nuestros padres se van haciendo mayores y el paso de los años puede dañar la autoestima. Descubre cómo cuidar la autoestima de tus padres.

Refuerza la autoestima de tus hijos Refuerza la autoestima de tus hijos. La infancia resulta crucial en el desarrollo de la autoestima. Un niño con la autoestima baja es un adulto con problemas emocionales. Descubre cómo reforzar la autoestima de tus hijos.

Mayor autoestima, mejor persona Mayor autoestima, mejor persona. Una mejor autoestima también nos hace mejores personas. Por eso hemos estado buscando cómo es el interior de una persona con una buena autoestima.

El reflejo de tu autoestima en el físico El reflejo de tu autoestima en el físico. Sentirte fea o guapa es una cuestión que depende de ti y de tu autoestima. Mejorar la autoestima no solo te hará más feliz, sino que además se notará en tu aspecto físico.

La baja autoestima y la ansiedad La baja autoestima y la ansiedad. Los problemas de ansiedad y la baja autoestima suelen ir de la mano. Con una relación tanto de causa como de efecto, el nexo de unión es la inseguridad.

Peligros del exceso de autoestima Peligros del exceso de autoestima. No hay que confundir una autoestima alta con un exceso de autoestima. Porque la autoestima exagerada implica muchos riesgos.

Más autoestima, más guapa Más autoestima, más guapa. A todas nos gusta sentirnos guapas, pero los problemas de autoestima reflejan un físico que no se corresponde con la realidad. Mejora tu autoestima para ser más guapa.

Más autoestima para sentirte mejor Más autoestima para sentirte mejor. La baja autoestima deja una sensación de ineptitud. Crees que no vas a ser capaz, que no vas a poder. Pero no es real. Atrévete a transformar tus pensamientos.

La influencia de la familia en la autoestima La influencia de la familia en la autoestima. La autoestima, al igual que la personalidad, empieza a desarrollarse en la infancia, por lo que la familia juega un papel fundamental en nuestra autoestima actual.

Mejor autoestima, una bella persona Mejor autoestima, una bella persona. Ser una buena persona empieza por ser generosa contigo misma. Mejora tu autoestima para descubrirte como una bella persona.

Talleres de recuperación de autoestima Talleres de recuperación de autoestima. Los talleres de autoestima son un recurso para aprender a gustarnos más, a querernos y a valorarnos. Descubrimos qué se hace en un taller de autoestima.

Acéptate a través de la autoestima Acéptate a través de la autoestima. A veces nos da la sensación de que lo hacemos todo mal. Pero todo no puede ser. Podemos mejorar la autoestima aceptando que no somos perfectas.

La autoestima y las relaciones sociales La autoestima y las relaciones sociales. Los problemas de autoestima pueden afectar negativamente a nuestra vida social. Debemos mejorar la autoestima para no perjudicar las relaciones sociales.

Autoestima y opinión libre Autoestima y opinión libre. Si no te atreves a expresarte porque te sientes insegura, es el momento de mejorar la autoestima y de que aprendas a opinar libremente.

Consecuencias de la baja autoestima Consecuencias de la baja autoestima. La baja autoestima genera una serie de problemas de distinta gravedad. Son los llamados problemas de autoestima.

Aprende a subir tu autoestima Aprende a subir tu autoestima. Una baja autoestima es el principal obstáculo para alcanzar la felicidad. Aprende a elevar tu autoestima y a verte como eres en realidad.

Ventajas de la alta autoestima Ventajas de la alta autoestima. Aceptarse a una misma, con defectos y virtudes, es el camino hacia el éxito. Descubre las ventajas de tener una alta autoestima.

Puedes leer más artículos similares a Qué es la autoestima: definición, significado y tipos de autoestima, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: