¿Necesito ir al psicólogo? 5 señales que indican que debes ir a terapia

¿Cuándo consultar a un especialista? Signos de alarma

Laura Ruiz Mitjana

A pesar de que poco a poco está dejando de ser un tema tabú en la sociedad, hay personas que, a día de hoy, todavía piensan que ir a terapia es síntoma de estar loco o de debilidad. Nada más lejos de la realidad, ir al psicólogo es una decisión solo apta para valientes ya que solo así lograrás ponerte cara a cara con tus emociones y con esas situaciones problemáticas que te generan angustia y que no te dejan vivir tranquila y en paz. Solo acudiendo a un terapeuta podrás conocerte mejor a ti misma y adquirirás las herramientas adecuadas para gestionar esos conflictos, reestablecer el equilibrio mental y mejorar tu calidad de vida. 

Pero, ¿cuándo sabemos que debemos ir al psicólogo? ¿Existe alguna señal de alerta que nos indique que es un buen momento para acudir a terapia? La realidad es que no existe una fórmula mágica para saber cuándo debemos pedir ayuda. Sin embargo, sí podemos empezar a intuir cuándo debemos hacerlo en el momento en el que algo dentro de nosotros se activa. Esa voz interior que nos anuncia que algo va mal.

¿Cómo sé que debo ir al psicólogo? Signos de alerta

Y esa voz puede ser una sensación de angustia o ansiedad, estar más triste o apática de lo normal durante varias semanas, sentir que no disponemos de las herramientas adecuadas para gestionar nuestras emociones…

Las señales que nos indican que debemos pedir ayuda son múltiples, aunque debemos tener claro que aquí entran en juego otros factores: la resistencia que ponemos a pedir ayuda, el estigma social que se asocia al hecho de ir al psicólogo... 

Así que, además de prestar atención a estar señales, deberemos ser honestas con nosotras mismas y alejar todos esos prejuicios que tanto daño nos hacen. Y es que, pedir ayuda no es símbolo de debilidad, sino todo lo contrario: demuestran la valentía que implica reconocer que una está mal y que necesita que le echen una mano.

Sin más dilación, en Diario Femenino te dejamos 5 señales que pueden estar indicando que quizás necesitas buscar ayuda psicológica. También hablaremos de cómo un psicólogo, en cada caso, puede ayudarte a recuperar el bienestar y el control de tu vida.

1  Sientes ansiedad 

Una de las primeras señales que debemos escuchar ya que, nos puede estar indicando que algo va mal, es la ansiedad. La ansiedad es un estado de hiperactivación fisiológica que se manifiesta junto a síntomas psicológicos y cognitivos, como, por ejemplo: pensamientos negativos, catastrofistas o disfuncionales, miedo o anticipación constante del futuro, malestar, dificultad para concentrarse o para “desconectar”, agotamiento mental, etc. 

En la ansiedad aparecen también síntomas físicos como: taquicardia, mareos, dolor o presión en el pecho, trastornos del sueño (por ejemplo, insomnio), etc. La ansiedad aparece por múltiples causas, y acudir a un psicólogo puede ayudarte a desenmascararlas y trabajarlas. Cuando una persona sufre ansiedad, puede tener auténticas dificultades para llevar una vida normal. Por ello, pedir ayuda profesional puede ser el primer paso para empezar a recuperar nuestro bienestar. 

2 Tienes dificultades para gestionar tus emociones

Las emociones son como pequeñas brújulas que nos van guiando a la hora de afrontar diferentes situaciones de la vida. Todas las emociones, incluso las negativas, tienen su sentido, lo que pasa es que no nos han educado para afrontarlas todas de la misma manera. Es decir, siempre se ha puesto el enfoque a las emociones positivas, y nos hemos malacostumbrado a obviar o a intentar eliminar, a toda costa, las emociones negativas.

Sin embargo, las emociones negativas también tienen su sentido, su función. ¿Qué ocurre cuando no sabemos transitar, de forma saludable, una emoción negativa? Que nuestro cuerpo lo manifiesta de múltiples maneras: malestar, agotamiento, ansiedad… 

Por ello, otra de las señales de que quizás deberías acudir al psicólogo es la sensación de no saber cómo manejar tus emociones. Un psicólogo puede ayudarte a entender qué estás sintiendo, por qué y cómo puedes darle a la emoción el espacio que se merece para que puedas transitarla y procesarla adecuadamente.

3 Hace tiempo que te lo estás planteando

Muchas personas manifiestan resistencias al hecho de acudir a terapia. Detrás de esas resistencias se esconden miedos más profundos que hacen que la persona acabe buscando excusas para no reconocer que está mal. Si a esto le sumamos el estigma, aún existente, al hecho de ir al psicólogo… ¿Los resultados?

Dejar de pedir ayuda cuando quizás la necesitamos más que nunca. Si hace tiempo que te estás planteando ir al psicólogo, seguramente sea porque haya algo dentro de ti que te lo pida: una mala época, dificultades para entender qué te ocurre, sensación de soledad o vacío… las razones son varias. Lo que está claro es que, si hace tiempo que te lo planteas, es que hay algo que deseas tratar o solucionar. No hay nadie que te conozca más que tú misma, y si sientes esa necesidad, escúchala y date la oportunidad de recuperar tu bienestar.

4 Has dejado de disfrutar de las cosas

Otra de las señales que pueden estar indicando que deberías consultar con un psicólogo es la siguiente: ya no disfrutas como antes de las cosas y, además, esto te ocurre desde hace tiempo. Es evidente que todos pasamos por épocas más buenas y otras más malas, y que nuestro nivel de energía y motivación puede variar mucho en cada momento.

Sin embargo, cuando una persona se siente decaída desde hace tiempo, o cuando ya no disfruta con cosas que antes sí le hacían disfrutar, y todo eso interfiere en su vida... entonces deberemos poner atención al asunto.

En psicología esto se conoce como anhedonia, un síntoma característico de las personas que padecen depresión. Si te sientes así y no sabes por qué (o aunque puedas identificar su causa), un psicólogo puede ayudarte a comprender el porqué de esa sensación. Además, puede ofrecerte estrategias y herramientas para que poco a poco vuelvas a recuperar la ilusión en tu vida.

5 Hay alguna situación que aún no has superado 

Todas pasamos por vivencias dolorosas a lo largo de nuestra vida. Perdemos personas por el camino, trabajos, expectativas de vida… Y todas esas experiencias las vamos acumulando en esa mochila vital que todas llevamos a cuestas. La vivencia de una pérdida, sea del tipo que sea, nos lleva, irremediablemente, a otro proceso que conocemos como el duelo. El duelo es una reacción normal ante una pérdida de algo o alguien que ha sido significativo para nosotras.

Transitar el duelo no es un camino fácil, y por ello muchas personas intentan evitarlo a toda costa, con las consecuencias emocionales que esto conlleva. Son personas que, muchos años después de tener que enfrentarse a ese proceso natural pero doloroso, empiezan a manifestar síntomas diversos: malestar, síntomas somáticos, sufrimiento, angustia… Es por ello que tener la sensación de no haber superado o afrontado alguna situación dolorosa que hayamos tenido que vivir (sea o no una pérdida), es otra de las señales que nos indican que hay algo a trabajar. Un psicólogo puede ayudarte en esta tarea que implica integrar tus vivencias y entenderlas como parte de tu historia y de tu crecimiento.

La importancia de invertir en tu bienestar psicológico 

Y tú, ¿has sentido alguna de estas señales? ¿Alguna vez has sentido que tú “sola” no podías? Hemos hablado de 5 señales que podrían indicar que necesitamos ayuda psicológica, pero existen muchas más. ¿La clave? Revisar tu vida, tu estado emocional, y sobre todo, escuchar qué te está diciendo tu cuerpo y tu mente

Si sientes que una situación te supera, que llevas arrastrando desde hace tiempo una emoción negativa o que no sabes muy bien hacia dónde dirigirte ahora para sentirte mejor, quizás sea el momento de mirar más allá y de ponerte en manos de un buen profesional. Aunque al principio puedas sentir cierta reticencia a pedir ayuda, lo cierto es que un buen psicólogo puede ayudarte a entender qué te ocurre y favorecer la recuperación de tu salud mental. No lo dudes, si lo sientes, pide ayuda: te la mereces.

 

Referencias bibliográficas:

  • Pomerantz, J. (2000, Junaury). Psychotherapy is cost-effective. Monitor on Psychology.
  • Seligman, M. E. (1995). The effectiveness of psychotherapy. The costumer report study. American Psychologist, 50(12), 965-974.

Puedes leer más artículos similares a ¿Necesito ir al psicólogo? 5 señales que indican que debes ir a terapia, en la categoría de Terapias en Diario Femenino.