Cómo decirle a mis padres que necesito un psicólogo: pide ayuda YA

Consejos para contar a tu familia que quieres acudir a terapia

Adriana Méndez

Yo sé que muchos de ustedes también saben que ir al psicólogo es una de las decisiones más significativas, no solo por el hecho de admitir que se tiene un problema que está afectando la vida diaria, también porque sabemos que dicho problema no puede ser resuelto por si solo, sino con la ayuda de un terapeuta profesional. Sin importar si se trata de un tema personal, un miedo a afrontar o el recuperar la motivación en el desempeño del día a día.

Pero... ¿cómo comunicarle a la familia que necesitas ayuda psicológica? Lamentablemente, algunos todavía siguen creyendo que ir a un psicólogo es sinónimo de "estar loco" o de tener una enfermedad mental, generando esto más ansiedad e inseguridad en las personas, las cuales terminan por desistir de ir a terapia.

Muchos de estos comentarios negativos provienen de parte de amigos y conocidos, pero la gran mayoría proviene desde el mismo núcleo familiar y eso es severamente doloroso. Por eso, en Diario Femenino te damos algunas pautas para que puedas decirle a tus padres que necesitas un psicólogo. Papá, mamá, necesito ayuda. ¡No esperes ni un minuto más! 

¿Puede la familia influir negativamente a la hora de ir a terapia?

¡Ojo! Esta no es una regla que se cumpla siempre, puede que tus padres, abuelos o hermanos te apoyen en ir al psicólogo, llegando a animarte y celebrar contigo tu progreso (lo cual es algo que siempre es recomendado para el beneficio y la mejoría del paciente). No obstante, también existe el polo opuesto: familias que se alteran e incluso se ofenden por el hecho de que un miembro de ellos asista a terapia psicológica.

¿Por qué? Sencillamente porque lo perciben como un fracaso de su parte: "Si mi hijo quiere ir a un psicólogo, ¿es por qué me equivoqué como madre? ¿Por qué vas al psicólogo a quejarte? ¿Acaso no te hemos criado bien y dado todo?" Este es un claro reflejo de narcisismo por parte de los padres, pero debes entender algo si este es tu caso: ¡esto no tiene nada que ver contigo!

Así que, aunque te moleste, sacúdete el resentimiento y las dudas, diles que no cambiarás de opinión, ve a terapia y háblalo con tu psicólogo o psicóloga.

Consejos para decirle a tus padres que quieres ir al psicólogo

+ Sin rodeos, enfrenta directamente a tus padres

La mejor forma es decirles directamente a tus padres que vas a ir a terapia psicológica porque lo necesitas. Cuéntales el motivo por el cual quieres asistir, qué es lo que te hace sentir ese problema, cómo afecta a tu vida y que por ello quieres atajarlo de raíz para estar tranquilo y seguir adelante.

+ No te esmeres mucho explicando las razones por las que necesitas un psicólogo

Relájate y respira profundo, una de las grandes causas de ansiedad que he visto a lo largo de mi carrera, es la frustración por no expresar "bien" los sentimientos o dar explicaciones. No te preocupes, eso también puedes resolverlo en terapia, pero no dejes que esa ansiedad te controle al decirle a tus padres que necesitas ir al psicólogo.

Si te piden alguna razón, solo diles que no te sientes bien y no sabes cómo explicárselo, pero que es algo que necesitas solucionar. 

Quizá te interese: "Cómo decirle a mis padres que me voy a vivir con mi novio"

+ No cargues con culpas ajenas

Esto va especialmente dirigido para los casos de familias negativas que mencioné previamente. Si tus padres o cualquier otro miembro comienza a cuestionarte tu decisión, no los dejes hacerte sentir mal. Levántate sin discutir, aclara que no cambiarás tu decisión porque es algo personal, que no tiene nada que ver con ellos y aléjate tranquilo, ve a hacer alguna actividad que te relaje y no faltes a tu consulta.

+ No dejes que tus padres minimicen tus problemas

Puede que ocurra otro escenario relacionado con el caso anterior, en lugar de otorgarse la culpa, tus padres pueden restar importancia a tus problemas como "Estar deprimido es común a tu edad", "Si estás tan ocupado claro que estás estresado es normal", "No seas dramático, eso se te pasará pronto". Puedes responder que, si bien para ellos es común, para ti representa una gran dificultad que está dañando tu desempeño porque no lo sabes manejar, por eso necesitas ayuda especializada.

+ Planea lo que dirás

Si eres muy desordenado y se te enreda la lengua al explicar o estás muy nervioso, puedes aplicar técnicas de organización de contenidos para aclarar tus ideas y así tener un hilo de conversación efectivo con tus padres. Puedes utilizar mapas mentales, lluvias de ideas, busca información sobre tu problema y haz una pequeña exposición. Cualquier cosa que disminuya tu ansiedad y te haga sentir que tienes el control de tu conversación.

+ No sobrepienses

Pensar de más nos lleva a postergar las cosas, a desarrollar más estrés y a caer en una espiral negativa que, si se convierte en hábito, puede ser difícil salir de allí. Así que solamente ve al grano: sienta a tu padres y diles lo que ocurre. Es normal que tengan reacciones alarmantes y preocupaciones, pero al decirles que vas a terapia para solucionar tus problemas, los va a tranquilizar.

+ Elige un buen momento para decirles a tus padres que necesitas un psicólogo

No me refiero a elegir el "momento perfecto" porque eso no existe, solo es una excusa para no hacerlo. Pero sí que tengas cuidado cuando vayas a darles la noticia. Por ejemplo, no es lo mismo hacerlo justo cuando tus padres lleguen del trabajo que hacerlo cuando estén relajados. En este último caso, podrás tener toda su atención y te escucharán completamente.

¡Mucho ánimo que puedes lograrlo!