Cómo convencer a alguien para que vaya al psicólogo (sin presionarle)

Tácticas efectivas para animar a una persona a acudir a terapia

Adriana Méndez

¿Cuántas veces hemos escuchado que ir al psicólogo es para locos? Seguramente muchas, a pesar de que los psicólogos, psiquiatras o médicos psicosomáticos tengan una reputación científica y profesional reconocida por todos, es cierto que la mayoría tiene aún un estigma social sobre la asistencia a consulta con los expertos de la salud mental. Pues 'los demás pensarán que estamos locos si asistimos al psicólogo y nosotros no estamos locos'

¿Tienes a alguien a tu alrededor que crees que debería tener asistencia psicológica pero se niega rotundamente a aceptarlo? En Diario Femenino te ayudamos con algunas tácticas muy efectivas con las que podrás convencer a esa persona para que vaya al psicólogo. Cuidar de la salud mental de aquellos que nos importan es fundamental, eso sí, ¡sin presionar! 

Por qué tenemos la percepción social de que ir al psicólogo es cosa de locos

La razón principal de este estigma social sobre la asistencia psicológica es porque se tiene un concepto erróneo de lo que es en realidad el perfil del psicólogo, donde este solo se encarga de tratar con pacientes psiquiátricos o personas con trastornos graves. Y aunque es parte del trabajo, no es el último fin.

La segunda gran razón de dicho estigma es un asunto más íntimo pues, es natural que las personas se sientan reacias a admitir que tienen un problema y sobre todo a trabajar en ello, pues se sienten vulnerables, expuestos y juzgados por alguien que puede utilizar métodos invasivos para saber todos los secretos que ocultan. Es una resistencia innata para evitar lo que puede afectarnos, aunque sean necesarias para mejorar.

Entonces, cuando la ignorancia y la resistencia al cambio se juntan, el resultado son personas que se encierran en sí mismas y que no se dejan ayudar. Lamentablemente, estos casos son extremadamente comunes.

¿Se puede convencer a alguien de asistir a terapia psicológica?

Seguramente alguna vez has conocido a un amigo o familiar que esté pasando por alguna situación traumática que esté consumiendo su vida y necesite resolver, por lo que sugieres que vaya al psicólogo y te responda que no lo necesita porque no está loco o diga que ya irá, pero en realidad nunca lo hace.

Muchos ante esta situación, suelen tomar la alternativa más ruda y obligan a esas personas a asistir a terapia o las llevan por medio de engaños (especialmente en el caso de los niños). No cabe ninguna duda de que esta no es la mejor opción pues, una vez que noten lo que sucede en realidad, su resistencia aumentará y el problema inicial puede terminar convirtiéndose en un problema muchísimo mayor. 

¿Qué puedo hacer para que alguien acepte la ayuda de un psicólogo?

Si conoces a alguien cercano que realmente necesite asistencia psicológica urgente, existen algunas consideraciones que debes tener primero en cuenta:

1 No juzgar ni presionar

Nadie quiere hacer algo por la fuerza o contra su voluntad, por lo que tu papel en todo momento debe ser el de ayudarle a adquirir un grado mínimo de aceptación de ese problema que está afectando a su vida y el de hacerle ver que existen profesionales capaces de ayudar a resolverlo.

2 ¿Te afecta?

Si el problema de esa persona te afecta directamente, tus sentimientos también pueden verse involucrados, incluyendo molestias y frustraciones. Pero también puede ser un buen punto de partida para explicarle a esa persona, desde tu propia preocupación, cómo su problema está deteriorando su relación y que necesita trabajar en ello.

3 Delicadeza

La empatía siempre es primordial para convencer a una persona a asistir a consulta psicológica. Es importante que no se sienta juzgada, ni menospreciada, ni señalada, sino que sepa que cuenta contigo para acompañarla, pero que, indudablemente, necesita tomar cartas en el asunto.

4 Motivaciones

Hazle notar que su problema no solo está afectando su estado de ánimo, sino que también está expandiéndose a otros campos, como su área de trabajo o académica, rendimiento diario, relaciones interpersonales.

Muchas personas con problemas emocionales o conductuales, no quieren ir al psicólogo porque se convencen de que este no puede ayudarlos de ninguna manera, aunque no tengan fundamentos para ello. Por eso, necesitan buscar motivación, sino personal, hacerlo por alguien más.

5 Encuentra un buen momento

Aunque el momento perfecto no existe, no es lo mismo que le sugieras ir al psicólogo en un entorno privado, a que lo hagas en medio de una reunión grupal. Una buena recomendación es tocar el tema, incitando una conversación previa sobre el problema que está afectando a esa persona y presentarlo como la solución más efectiva.

6 Invítalo a buscar información

En Internet puedes encontrar páginas que ofrecen información y orientación sobre lo que se trata la asistencia psicológica. Esto reduce en gran medida la ansiedad sobre lo desconocido y ayuda a convencer a esa persona a tomar el siguiente paso.

Para que realmente se obtenga un resultado favorable, es inherentemente necesario que exista un compromiso real por parte del paciente y del trabajo venidero. Compromiso que no se obtiene por obligación o con engaños, pero si se puede lograr con empatía y apoyo.

¿Y tú? ¿Conoces a alguien que crees que necesita ayuda psicológica pero se niega a asistir a consulta? ¿Qué técnicas estás utilizando para tratar de convencerlo? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios. ¡Ayudarás a otras lectoras! 

Puedes leer más artículos similares a Cómo convencer a alguien para que vaya al psicólogo (sin presionarle), en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.