Mi pareja es ludópata: cómo ayudarle (eficazmente) a dejar la adicción a jugar

La ludopatía es una enfermedad cada vez más peligrosa

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando vivimos en una relación de pareja los problemas personales se convierten en un asunto común. Ayudar a tu pareja en una enfermedad, cuando sufre depresión o cuando está pasando por un mal momento, no es fácil pero quién mejor que la pareja para brindar ese apoyo que tanto se necesita. En esta ocasión, hablamos de un problema muy importante, una enfermedad con mucho peligro como es la ludopatía. Y, si tu pareja es ludópata, ¿cómo puedes ayudarle a salir de la adicción al juego? En Diario Femenino te damos algunos tips para hacerlo de la manera más eficaz posible (o al menos para intentarlo).

Qué es la ludopatía

La ludopatía es la adicción al juego. Que no te despiste la palabra adicción porque se trata de una enfermedad en toda regla y MUY peligrosa, ya que puede acabar por destruir la vida de la persona que la sufre. Pero, ¿de qué tipo de juego hablamos? El juego en todas sus variantes, como esas casas de apuestas que proliferan peligrosamente en nuestros barrios y que van acompañadas de publicidad con rostros muy populares.

Pero también otro tipo de juego. Las tradicionales máquinas tragaperras, los bingos, los salones de juego o incluso la obsesión por la lotería. Si tu pareja es ludópata, lo primero que debes comprender es que es una persona enferma y que además es una persona adicta. Tal vez comenzó su adicción con el objetivo de conseguir dinero rápido en una ocasión puntual y se enganchó, como se enganchan todos, con la promesa de un golpe de suerte que nunca llega.

Conviene insistir en los destrozos que ocasiona esta enfermedad. Al principio se observan los más evidentes, el deterioro económico, tan importante para la seguridad familiar. Pero antes de ver las primeras señales de peligro, habréis pasado por problemas de pareja, por eternas discusiones en las que tu pareja intenta esconder su adicción y, cómo no, por un desgaste de su autoestima que canalizará según su personalidad.

Cómo saber si tu pareja es ludópata

Como siempre que hablamos de adicciones, el problema está en saber cuándo se ha convertido en una enfermedad que puede poner en riesgo su vida y también la estabilidad familiar. Porque la ludopatía no solo afecta a quien la sufre, sino a todos los que están a su alrededor. Pero claro, tampoco es cuestión de echarte las manos a la cabeza y pensar que tu pareja es ludópata cuando llega con un décimo de lotería de Navidad, ¿verdad? Atenta a las señales de que tu pareja es ludópata.

+ En primer lugar, puedes observar si tu pareja posee algún rasgo de personalidad que le lleva a ser más sensible a algún tipo de adicción, como la baja tolerancia a la frustración o la necesidad de gratificación inmediata. Lógicamente, no quiere decir que todas las personas con estas características vayan a acabar en la ludopatía, pero no deja de ser un factor de riesgo.

+ La señal de peligro más evidente y la que hace reaccionar a las personas cercanas es la desaparición de dinero en casa. Si siempre te han cuadrado las cuentas en pareja y de repente hay faltas misteriosas e inexplicables, que sepas que no siempre se trata de infidelidad, que es lo primero que nos viene a la cabeza. Puede que tu pareja se lo esté gastando en el juego.

+ No solo la desaparición de dinero es una señal de ludopatía, también la aparición repentina de una cantidad de plata injustificada. O tal vez un regalo que habitualmente no os podéis permitir. Atención a cualquier cambio en las costumbres de gastos de tu pareja.

+ El aumento de discusiones de pareja es también una señal de que te enfrentas a un problema serio. Discusiones que no sabes muy bien cómo y por qué han empezado y que tu intuición te dice que están motivadas por una irritabilidad de tu pareja. Algo está escondiendo, está nervioso, inquieto y de mal humor. Recuerda que la adicción provoca mucha ansiedad y nerviosismo hasta que consigue volver a jugar una vez más.

+ Las mentiras. Si nunca ha habido problemas de confianza en la pareja y últimamente te has dado cuenta de que tu pareja te miente y no solo sobre el dinero, sino también sobre sus horarios, revisa vuestras cuentas.

+ Estas señales pueden indicarte que estás ante un problema de ludopatía de tu pareja, pero entramos en un mundo muy peligroso de deudas y préstamos en el que también se incluyen llamadas a altas horas de la noche, amenazas y la aparición de amigos que desconocías.

Cómo ayudar a tu pareja a salir de la adicción al juego

Tu pareja tiene una adicción al juego y ambos tenéis un problema, así que hay que ayudar. Pero, ¿cómo? Conviene advertir que tú puedes hacer mucho por tu pareja, pero que una enfermedad como la ludopatía necesita un tratamiento psicológico.

+ Así que, en primer lugar, tienes que conseguir que tu pareja sea consciente de que tiene un problema, una adicción y una enfermedad. Sin necesidad de culpabilizar, muestra los estragos que su adicción está causando en vuestra vida.

+ La empatía es la clave para cualquier tipo de ayuda. Ponte en su lugar e intenta comprender que no está gastándose todo su dinero porque quiere, sino porque no encuentra otra manera de hacerlo.

+ Infórmate y acude a asociaciones de ayuda contra la ludopatía para comprender mejor el alcance de la enfermedad y todos los recursos de los que dispones.

+ Acompáñale a terapia e implícate en su proceso de recuperación. Que sepa en todo momento que estás a su lado, apoyándole y compartiendo la situación como una pareja unida.

+ En ningún momento le prestes dinero para que continúe con su adicción. Y también puedes ofrecerte a gestionarle su propio dinero para tener un control de los gastos.

+ Tener paciencia y no presionar son las claves para ayudar a tu pareja en la ludopatía y en cualquier otro problema que pueda tener. Recuperarse de una adicción lleva un tiempo, no ocurre de la noche a la mañana y, además, cada persona tiene y lleva su propio ritmo.

+ Señala a tu pareja los avances y los pequeños logros que va consiguiendo cada día. El refuerzo positivo siempre supone una inyección de fuerza para seguir adelante con el tratamiento.

+ Ofrécele otras opciones, un cambio de hábitos, otras formas de ocio. En los malos momentos es cuando más hay que volcarse en la relación de pareja, dedicarle más tiempo y poner en marcha la imaginación para compartir tiempo juntos. Piensa que puede ser una forma de fortalecer la relación de pareja, porque salir juntos de una enfermedad es algo que une más que el propio amor.

Recuerda que él solo no podrá salir del infierno de la ludopatía y que solo con tu ayuda tampoco lo va a conseguir. Tu apoyo es fundamental, por supuesto, pero una enfermedad se supera con ayuda profesional, con un cambio en los hábitos de vida, con ganas de superarlo y con mucha paciencia para ir superando las etapas a su debido tiempo.

¿Tu pareja es ludópata? ¿Cómo estás afrontando la situación?