Cómo ayudar a alguien a salir de la depresión

Consejos para echar una mano a alguien que está sufriendo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Puede ser una amiga, un familiar o tu pareja. Cuando una persona cercana está sufriendo una depresión lo más habitual es que intentemos ayudarla. Pero, ¿sabemos cómo ayudar a una persona con depresión? La verdad es que la mayoría de las veces no lo hacemos correctamente. Y es que ayudar a superar una depresión es un proceso complicado y delicado que requiere paciencia, constancia y equilibrio. Tenemos algunos consejos para ayudar a alguien a salir de la depresión.

Comprender la depresión

Antes de meternos en el papel de terapeutas aficionados para ayudar a una persona que queremos a salir de la depresión, debemos comprender lo que significa realmente la depresión. Debemos tener en cuenta que esa persona no tiene ganas, ni fuerzas, ni esperanzas, ni ilusiones y que su perspectiva de la realidad está totalmente distorsionada por la enfermedad.

También tenemos que tener claro que nuestra función es la de apoyo constante e incondicional, dejando el tratamiento de la depresión en manos de profesionales, de médicos y psicólogos con los que podemos, eso sí, implicarnos al máximo. En todo momento debemos aportar el punto de equilibrio que le falta a la persona que tiene depresión, es decir, adoptaremos una postura media entre el optimismo exagerado y el pesimismo desolador.

Generalmente la depresión afecta a la capacidad de decisión, así como a la concentración. Una persona con depresión no tiene fuerzas para buscar todas las opciones de tratamiento, así que estaremos atentas a cualquier terapia que pudiera servirle y sugerírsela con tacto. Nunca debemos presionar. Aunque nuestra principal tarea para ayudar a alguien a salir de la depresión será siempre escuchar y escuchar sin juzgar.

Ayudar a alguien con depresión

Una persona que está sufriendo una depresión tiene la autoestima tan baja que cualquier pensamiento sobre sí misma es negativo, pesimista y frustrante, además de ese fatal sentimiento de culpa que rodea la depresión. Si queremos ayudar a alguien a salir de la depresión podemos empezar por reforzar su autoestima, por recordarle su valía ya que esa persona no puede ver la realidad tal y como es.

Aunque tampoco es beneficioso una actitud excesivamente optimista y alegre. Estamos ante una persona que está sufriendo, eso es algo que no debemos olvidar, así que tal vez llevarla de fiesta con la intención de pasar una noche loca y ahogar las penas en alcohol no sea lo que necesita. Para que la persona que queremos empiece a moverse y a salir de casa es mejor proponerle poco a poco objetivos sencillos, como salir a comer un helado a un parque cercano o hacer algún recado breve.

Es muy importante no manifestar la impotencia que sentimos por su tardanza en la recuperación. Ni mucho menos hacerle creer que se encuentra en esa situación por su debilidad o bromear con su enfermedad como si ella fuera la responsable de estar sufriéndola. Y por supuesto, si queremos ayudar a alguien a salir de una depresión no podemos escatimar en abrazos y muestras de cariño.