Depresión por la muerte de una mascota: cómo superar la triste pérdida

Cuando la muerte de tu fiel amigo es un duro golpe...

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Algunas personas no llegan a entenderlo, pero cada vez más gente convive con su mascota, perro o gato, y le consideran uno más de la familia. Este apego que para muchos puede parecer exagerado es lo que hace que exista un riesgo de sufrir depresión por la muerte de una mascota. La pérdida de tu perro o de tu gato te puede sumir en una tristeza de la que es muy difícil recuperarse precisamente porque se trata de un malestar que no está socialmente aceptado. Pero a ti te duele igual, ¿verdad?

Depresión por la pérdida de tu perro o gato

Estamos contigo. Perder a tu mascota puede ser uno de los momentos más difíciles de tu vida y según en qué circunstancias se produzca, también puede ser un suceso traumático. El vínculo que se crea con una mascota se percibe como estrecho, intenso y verdadero, nadie duda del amor incondicional que se da y se recibe gracias a estos pequeños compañeros de vida.

Por algo se recomienda a muchas personas que están sufriendo problemas emocionales tener una mascota. Un perro o un gato promueve las actividades físicas y emocionales y son la mejor cura contra esa soledad que apenas se puede soportar. Si has pasado unos cuantos años con esa mascota que tanto te ha dado, ¿cómo no vas a sufrir por su muerte?

El duelo por la muerte de una mascota es el mismo que por el de un ser querido. Al fin y al cabo se trata de una pérdida y de una de las más importantes. Tu compañero fiel, tu mejor amigo, tu consuelo, el ser al que dabas todo tu amor. Y ahora te quedas sin él. Pero todas las muertes se superan, ¿no es así? Aunque a veces se necesite ayuda para hacerlo...

La muerte de tu mascota te puede llevar a sufrir una depresión precisamente por esa escasa aceptación social que antes mencionábamos. Parece que tu entorno no entiende que estés tan triste por la muerte de tu mascota, si solo es un perro. Aunque para ti lo era todo. Y no solo la sociedad, tú misma te juzgas por estar sufriendo tanto por una mascota. Y no permitirse sufrir es el camino más directo para que la depresión llame a tu puerta.

Cómo superar la muerte de tu mascota

Insistimos en que todas las muertes se pueden superar aunque haya que pedir ayuda. Puede que tengas que ir al psicólogo para superar el duelo por la pérdida de tu mascota y no pasa nada, lo importante es que trates el problema antes de que la depresión te complique las cosas aún más. Hay algunos puntos que debes tener en cuenta cuando tu mascota muere.

+ Obviamente primero tienes que aceptar que tu mascota ya no está contigo. Pero más importante aún es aceptar que estás sufriendo por su muerte, que ha sido un duro golpe en tu vida y que tienes derecho a estar mal. Olvida lo que piensen los demás.

+ Tendrás que crear nuevas rutinas sin contar con tu mascota. Rutinas para ti, para cuidarte a ti misma, para sentirte mejor. Procura hacer cosas que te gusten, apuntarte a actividades placenteras o descubrir intereses nuevos que te devuelvan la ilusión y que mantengan el foco de atención en algo diferente a tu mascota.

+ Una de las cosas que más pueden ayudarte es hacer un viaje. Seguro que ahora mismo no tienes ganas, pero te vendrá bien comprobar que ahora que no tienes mascota te resulta mucho más fácil preparar una escapada. Tienes una responsabilidad menos, aprovéchalo.

+ No intentes sustituir inmediatamente a la mascota que ha muerto porque es del todo irreemplazable. Será mejor que esperes a superar el duelo, dejar atrás la tristeza y sentirte bien con tu nueva vida. A que su ausencia no duela tanto.

Y una vez que has aprendido a vivir sin tu querida mascota ya puedes plantearte otra vez si quieres compartir tu vida con la mejor compañía que puedas tener.