Depresión por falta de dinero o problemas económicos: ¿se puede superar?

Así afectan los problemas de dinero a la salud mental

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Parece que no es políticamente correcto hablar de dinero o, más bien de problemas de dinero, pero aquí no nos gusta esconder nada porque mirar para otro lado o silenciarlo no es la forma de resolver un problema. Y el problema es la cantidad de casos de depresión por falta de dinero o problemas económicos. ¿Te parece extraño? No lo es tanto, la ansiedad financiera o el estrés económico pueden llevarte fácilmente a sufrir una depresión. ¿Se puede superar? ¡Te lo contamos! 

La depresión por problemas económicos

¿Cuál es el origen de la depresión?, ¿por qué estoy así? Son las preguntas que se hace cualquier persona que esté sufriendo una depresión porque el trastorno depresivo, al igual que la ansiedad, casi nunca tiene una causa, un origen o un motivo evidentes. No vamos a entrar en establecer jerarquías a los motivos de depresión, algo que hacen muchas personas.

Porque cualquier motivo es válido, es justificable si a ti te está haciendo sufrir. Y si te preguntas si tu depresión puede estar motivada por los problemas económicos la respuesta es sí. Por supuesto que sí. Cualquier persona conoce bien la llamada ansiedad financiera, ese trastorno producido por la falta de dinero que puede acabar en una depresión.

Y no hablamos de la frustración de no tener un yate o vivir a todo lujo, sino de la falta de dinero real. De esas personas que están en desempleo o que tienen un trabajo pero con un sueldo que no les llega para sus necesidades básicas. No hablamos del "si yo fuera rico" que dice la canción, hablamos de no llegar a fin de mes por más malabares que hagas.

Lo que dice la gente sobre el dinero

La gente dice que el dinero es solo dinero, que el dinero viene y va, que el dinero no da la felicidad, que lo importante no es el dinero... ¿Tienen razón? Seguramente, pero también es cierto que la falta de dinero no solo produce insatisfacción vital o frustración, sino también problemas graves, tanto materiales como emocionales. ¿Acaso un desahucio no se puede evitar con dinero?

Nos han hecho creer que no podemos quejarnos de la falta de dinero, incluso que hablar de dinero es de mal gusto. Y muchas personas siguen creyendo que el dinero no es importante en sus vidas. Suponemos que estas personas no pasan graves apuros económicos y que no se han visto nunca en riesgo de que les corten la luz o el teléfono.

Lo que dices tú sobre el dinero

Tu visión (y la nuestra) sobre el dinero es distinta. La falta de dinero en tu vida ha llegado hasta tal punto que lo has colocado en el número 1 de tu lista de preocupaciones. Y es normal. Porque si no te llega para ir al supermercado la última semana del mes, si ya te han avisado de que te van a cortar el suministro eléctrico por falta de pago, si no puedes poner la calefacción en invierno o si tus hijos se han quedado sin ir a esa excursión del colegio, lo normal es que le des importancia al dinero. Y mucha.

El dinero es importante, es fundamental para tener una buena calidad de vida, es básico para la felicidad, por mucho que nos acusen de materialistas. Y la falta de dinero, ¿cómo se suple? Con dinero. Y no es fácil que entre más dinero en tu casa, ¿verdad? No escuches a esas personas que minimizan tu problema porque atender las necesidades básicas de tu familia es, tal vez, lo más importante en esta vida.

Cómo saber si tienes depresión por falta de dinero

Claro que una cosa es estar preocupada por la falta de dinero y otra cosa muy distinta es tener una depresión por este motivo. Atenta a las señales de que puedes estar sufriendo una depresión.

+ La falta de dinero ha pasado de ser una preocupación constante a ser una obsesión. Los pensamientos obsesivos te llenan la cabeza de futuras catástrofes, como no poder pagar el alquiler o quedarte en la calle.

+ Los problemas económicos te están generando discusiones con la familia o con tu pareja. Unas discusiones que hace tiempo han dejado de ser productivas porque no encontráis una solución.

+ No es fácil encontrar soluciones a los problemas de dinero, pero es mucho más difícil cuando has llegado a un estado de gran confusión mental. ¿Cómo salgo de esta? La pregunta se repite en tu cabeza las 24 horas del día, pero no hay atisbo de soluciones.

+ Esta situación de incertidumbre es ideal para que aparezca la ansiedad con todos sus síntomas físicos y psicológicos. Ansiedad y depresión se dan la mano para convertirse en tu inseparable compañía.

+ La depresión por falta de dinero se manifiesta de muchas formas, pero las más habituales son el insomnio, la desesperanza, la desmotivación y el miedo. En esta fase ya son más preocupantes las consecuencias que las señales.

Consecuencias de la depresión por falta de dinero

Lo que ocurre con toda depresión, no solo con la que surge por falta de dinero, es que es paralizante. El miedo te paraliza, los pensamientos obsesivos no te dejan utilizar tu mente para buscar una solución, tan solo para recrearte en tu delicada situación.

Evidentemente, más allá de la depresión tienes un problema. Un problema de dinero que tiene difícil resolución, pero no imposible. La situación de desempleo no tiene por qué durar siempre, podrás encontrar un trabajo, pero no en tus condiciones actuales. La depresión tampoco te deja pensar en utilizar este tiempo para formarte, por ejemplo.

Y lo que es más importante, la depresión te impide ver la situación con objetividad. No es que el problema de la falta de dinero no sea real, es que tal vez no están las cosas tan mal como piensas. O tal vez sería suficiente con dar un giro a tu vida y empezar de cero, pero para hacer eso necesitas unas fuerzas que la depresión te ha quitado.

¿Se puede superar la depresión por falta de dinero?

Y en este momento te planteas, ¿podré superar esta depresión por falta de dinero? Aparentemente no podrás hacerlo si no consigues más ingresos. Pero como este recurso no parece que esté a la vista, habrá que buscar otro tipo de ayuda. No hablamos de ayuda económica, aunque puede que también la necesites. ¿Cuentas con el apoyo de algún amigo o algún familiar?

Puede que durante un tiempo necesites que te ayuden más de lo que desearías, pero no te olvides de la ayuda psicológica. La depresión no se supera con medicación, o no se supera solo con medicación. Necesitas a un profesional que te ayude a poner tu mente a tono, a ver la realidad con otra perspectiva, a aclarar tu mente y a eliminar los pensamientos catastrofistas que te dejan bloqueada y paralizada. Y eso solo lo puede hacer un psicólogo.

Verás cómo después de un tiempo de tratamiento psicológico, conseguirás ver puertas abiertas donde antes estaban cerradas, recursos útiles donde antes veías obstáculos y, sobre todo, conseguirás adoptar una actitud más activa para cambiar esta situación. Lo estás pasando mal, la falta de dinero es real y es una problema grave pero, ¿sabes una cosa? Esta situación va a cambiar y tú encontrarás muy pronto la manera de cambiarla.