Qué es el trastorno de ansiedad generalizada, causas, síntomas y tratamiento

Laura Sánchez

Qué es el trastorno de ansiedad generalizada

Los diferentes trastornos de ansiedad, que van desde las fobias hasta el trastorno obsesivo compulsivo, tienen como protagonista al Trastorno de Ansiedad Generalizada, el problema más habitual y que cada vez sufren más y más personas. Se trata de una especie de ansiedad crónica, de una ansiedad que se acopla a nuestra vida y empieza a paralizarnos.

El Trastorno de Ansiedad Generalizada se caracteriza por la preocupación y la tensión. Hasta cierto punto, es normal que nos preocupemos de las cosas, pero cuando esa preocupación es excesiva y no está motivada por un peligro real, estamos hablando ya de un problema de ansiedad. Te contamos todo lo que debes saber sobre el Trastorno de Ansiedad Generalizada.

Causas y síntomas del Trastorno de Ansiedad Generalizada

La preocupación, la tensión y el miedo característicos del Trastorno de Ansiedad Generalizada generan una serie de síntomas físicos, psíquicos y conductuales que muchas veces pueden confundirse con los síntomas de depresión. Entre esos síntomas destacan el nerviosismo, las palpitaciones, el insomnio, la falta de concentración, la dificultad para respirar y los mareos.

Pero también encontramos dolor muscular, dolor de cabeza, fatiga, temblores y boca seca, entre otros. Este Trastorno de Ansiedad Generalizada es el que a veces nos lleva a sufrir las temidas crisis de ansiedad, que son las manifestaciones más violentas, aunque temporales de este tipo de trastorno. Tal vez nos ayude a entender la causa de esta ansiedad generalizada si comprendemos el funcionamiento de la ansiedad.

Y es que la ansiedad no tiene por qué ser siempre negativa, sino que su función original es la de actuar como un mecanismo de alarma fundamental para la supervivencia. Por eso la preocupación por los problemas económicos, laborales, familiares, etc. es positiva siempre y cuando nos ayude a resolver esos problemas, a encontrar la solución. Es cuando el mecanismo de alarma de la ansiedad se dispara sin motivo o permanece activado más tiempo del necesario cuando la ansiedad se convierte en patología.

Tratamiento del Trastorno de Ansiedad Generalizada

El primer paso para tratar el Trastorno de Ansiedad Generaliza lo tenemos que dar nosotras mismas, pero pasa por acudir al médico de familia. En cuanto notemos que esa excesiva preocupación por todo está empezando a afectar nuestra vida diaria, en cuanto aparezcan los problemas para dormir, la irritabilidad y la tensión de estar en un estado de alerta permanente, lo más conveniente es acudir al médico.

Puede que el médico nos recomiende algunos fármacos para tratar el Trastorno de Ansiedad Generalizada, medicamentos que debemos utilizar con precaución dado su alto grado de dependencia, pero que pueden sernos muy útiles en el caso de una crisis de ansiedad. Sin embargo, el tratamiento más aconsejable para este trastorno de ansiedad es la terapia psicológica, que será la que nos enseñe a manejar la ansiedad.

En cualquier caso, siempre podemos ayudarnos de las terapias alternativas o de los remedios caseros para reducir los síntomas de la ansiedad. Y algo que siempre funciona, si le dedicamos la atención que merece, son los ejercicios de respiración.