Cuando quieres divorciarte pero no tienes dinero, ¿qué hacer?

Cómo conseguir una separación matrimonial sin dinero en la cuenta

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

No es tan fácil divorciarse y no solo por cuestiones emocionales. Cuando quieres divorciarte y no tienes dinero te das cuenta de que tu matrimonio era algo más que un contrato de amor. ¿Y ahora qué vas a hacer? La falta de dinero es un obstáculo a la hora de poner fin a un matrimonio, pero no a una relación. Puedes plantearte muchas cosas excepto la de seguir casada por falta de recursos económicos.

El problema de divorciarte sin dinero

Si ya cuesta un mundo tomar la decisión de romper con tu pareja y pedir el divorcio, se hace aún más difícil cuando además tienes problemas económicos. Tienes que enfrentarte a la verdad demoledora de que tu matrimonio no funciona, tienes que sufrir el temor a cambiar por completo tu vida y a esa demolición se le añade que tal vez no puedas hacerlo porque no tienes dinero.

Un divorcio cuesta dinero. La firma con la que sellasteis vuestro amor el día de vuestra boda tiene un precio y bastante alto. Suena fatal eso de mercantilizar una historia de amor, pero ya que has abierto los ojos y has visto que tu relación no tiene sentido, tienes que seguir con los pies en la tierra. Y no, no tienes dinero para divorciarte. ¿Qué hacer?

La justicia gratuita para divorciarte

Imagínate el mejor escenario posible. Tu marido y tú queréis el divorcio de mutuo acuerdo, no tenéis bienes en común y tampoco hijos. Además hay buena intención por parte de los dos, sin rencores y sin ganas de destrozar al otro. Tan solo la necesidad de poner fin a vuestro matrimonio.

Incluso con este escenario idílico el divorcio se complica porque hay que pagar abogados, procurador, notaría, tasas de registro... Y un sinfín de facturas a las que no podéis llegar. La opción es acogeros a la justicia gratuita, una posibilidad que os exigirá mil requisitos pero que si realmente no tenéis dinero, os posibilitará poner fin a la relación de forma legal.

La justicia gratuita la podéis pedir ambos o uno solo dependiendo de si el divorcio es de muto acuerdo o contencioso. Así que no te preocupes si tu caso no entra dentro de esa imagen idílica que te hemos presentado. Para solicitar la justicia gratuita o para saber si puedes acceder a ella, tienes que ir al Servicio de Orientación Jurídica del Colegio de Abogados de tu provincia.

Otros acuerdos si no tienes dinero para el divorcio

Pero puede que no tengas dinero y que tampoco cumplas los requisitos para acceder a la justicia gratuita. Entonces, ¿qué salidas tienes? El asunto se complica, así que tendrás que armarte con infinidad de recursos emocionales que reduzcan los daños colaterales implícitos en todo proceso de separación.

En primer lugar puedes intentar ponerte de acuerdo con tu todavía marido. Tener la mejor relación posible con él y esperar a ahorrar un poco de dinero para poder divorciarte. ¿Y si tu marido te pone las cosas difíciles? Pues lamentablemente también tienes que esperar. Pero esperar para el divorcio, no para romper la relación.

De la misma forma que muchas parejas viven juntas sin necesidad de casarse, vosotros podéis separaros sin necesidad de divorciaros. Claro que hay asuntos legales que conviene poner en orden cuanto antes, pero si no hay dinero, no hay nada que hacer. Es cierto que no tienes muchas opciones si no tienes dinero.

Cada uno por su lado sin firmar el fin de vuestro matrimonio no es la solución ideal, pero siempre es mejor que mantener la convivencia y la relación con una persona a la que no amas o que no te ama.

Puedes leer más artículos similares a Cuando quieres divorciarte pero no tienes dinero, ¿qué hacer?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.