Claves para superar un divorcio

El tiempo y el esfuerzo serán tus grandes aliados

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hace ya un tiempo que te has divorciado y piensas que ya deberías tener a tu exmarido olvidado y tu ruptura superada, pero no es así. Sigues perdida, triste y sin fuerzas y no tienes ni idea de cómo vas a salir adelante. Tranquila. Tenemos las claves para superar un divorcio. Sigue los pasos sin perder de vista en ningún momento que lo conseguirás.

Claves para superar un divorcio

No entiendes por qué todavía estás atrapada en la ruptura si ya ha pasado bastante tiempo. Seguro que tampoco entiendes por qué no consigues ser feliz si tu matrimonio no funcionaba nada bien. Que el divorcio sea la mejor opción cuando vives infeliz en tu relación no significa que des saltos de alegría nada más separarte. Todo lleva su tiempo y su esfuerzo.

Hablamos del esfuerzo porque no puedes sentarte a esperar que pase el tiempo, que pasen las semanas, los meses y un buen día te levantes de la cama celebrando tu vuelta a la soltería. Esto no funciona así, tienes que trabajarlo y tenemos las claves para que lo hagas.

+ Permítete el duelo. El dolor cuando una pareja se rompe es inevitable e ineludible. No te hagas la fuerte porque antes o después caerás. Una ruptura de pareja necesita un tiempo de duelo para llorar la pérdida y es una etapa más que debes vivir para poder superarlo.

+ Acéptalo. Acepta que tu matrimonio ha terminado. Hayas tomado tú la decisión o te haya pillado por sorpresa, cuanto antes te des cuenta de que el divorcio es la mejor solución, antes podrás recuperarte.

+ Quieras o no quieras. Quieras o no quieras ahora no tienes pareja. Quieras o no quieras acabas de entrar en el club de las solteras. Quieras o no quieras ahora tomas tú las decisiones. Procura que esas decisiones te lleven a ser más feliz.

+ Apoyos. No tienes que superar un divorcio a solas, puedes apoyarte en tus amigas y en tu familia. Nadie espera de ti que seas todopoderosa, así que no dudes en llamar cuando lo necesites.

+ Reinicio. Lo que ocurre tras un divorcio es que tienes que reiniciar tu vida. Los planes de futuro que tenías con tu pareja se han ido por el desagüe, ahora hay que hacer planes nuevos.

+ Novedades. Todo es nuevo y es lógico que veas tu nueva vida con cierto temor. ¿Podrás hacerlo? Por supuesto que podrás. Aprender a vivir sin tu ex es toda una experiencia, aprovéchala para aprender a vivir mejor que antes.

+ Cambios. Tendrás que cambiar de rutinas, por supuesto. Es tu oportunidad de dedicarte a tus pasiones, a tus aficiones y de hacer todas esas cosas que siempre habías querido hacer. Se trata de cambiar tu vida, de cambiarla a mejor, de hacer una vida a tu medida.

+ Oportunidad. Una crisis no deja de ser una oportunidad y un divorcio es una crisis vital. Sácale partido a esta oportunidad que te brinda la vida para empezar una vez más.

+ ¿Y tu futuro? Tu futuro te lo vas construyendo tú, pero para que el futuro llegue tienes que vivir el presente. No desaproveches ni un solo día más llorando por el pasado, vive al día, disfruta de este día para que el mañana te encuentre sonriendo.