Los 10 mandamientos de la divorciada feliz

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No eres la primera ni la última que rompe su matrimonio y se divorcia, aunque lógicamente a ti te duele lo tuyo. Sin embargo, observa a tu alrededor porque las divorciadas que te rodean pueden ayudarte a superar a tu exmarido mucho antes y sentirte feliz. Estas divorciadas nos regalan los 10 mandamientos de la divorciada feliz. De obligado cumplimiento.

Mandamientos para divorciadas felices

No sabemos el tiempo que tardarás en superar el divorcio, pero sí sabemos que si sigues estos mandamientos conseguirás ser una divorciada feliz antes de lo que piensas. Porque tienes muchas oportunidades para aprovechar en esta nueva vida que empiezas.

1 No volverás a acostarte con tu exmarido, ni en momentos de bajón ni en momentos de subidón, ni por los buenos tiempos, ni por los malos tiempos. Tu ex se queda en el olvido a partir de ya.

2 No pensarás que el fin de tu matrimonio es un fracaso, porque no lo es. Tal vez sea un error que te servirá para ser más sabia y lo que es seguro es que es toda una oportunidad.

3 No te quedarás en casa lamentándote de tu situación sentimental. Sal a la calle con tu drama amoroso encima, pero no te quedes bajo la manta llorando.

4 No tendrás malos pensamientos como pensar que tu divorcio ha sido un error y que debes volver con tu exmarido porque es el amor de tu vida. No lo es, seguro.

5 No dudarás en cometer actos impuros. En algún momento tendrás que volver al ruedo de las relaciones sexuales. Recuerda que primero debes recuperar tu vida sexual y más tarde ya te ocuparás de la sección sentimental.

6 No tendrás miedo a volverte a enamorar. Después de unos cuantos escarceos con hombres que pasarán por tu vida sin pena ni gloria, debes abrirte al amor. Por si llega, que si no llega tampoco pasa nada.

7 No buscarás al amor de tu vida más lejos de ti misma. Porque amar empieza por una misma, por mejorar la autoestima después de la separación y por aprender a quererte como nadie jamás te va a querer.

8 No dejarás pasar ninguna oportunidad para sonreír, para divertirte, para viajar, para aprender, para mimarte o, simplemente, para disfrutar de la vida.

9 No tendrás reparos en pedir ayuda a tus amigas para que te ayuden a adaptarte a tu nueva vida. Ellas sabrán reconfortarte y te darán la mano para que te hagas un poco más fuerte cada día.

10 No mirarás atrás. El pasado debe quedarse atrás, hay que dejarlo descansar para afrontar el presente con más fuerza y para mirar al futuro con más ilusión.