Pasos para recuperar la autoestima tras una ruptura

Laura Sánchez

Qué pasa con la autoestima cuando rompes con tu pareja

Con una ruptura no solo se destruye una relación de pareja, sino que el bajón de autoestima es uno de los muchos daños colaterales a los que tienes que hacer frente. Y sin la autoestima en unos niveles aceptables no vas a poder superar el desamor, recuperarte y sonreír a una nueva vida. Descubre cómo recuperar la autoestima tras una ruptura para salir de nuevo al mundo más fortalecida.

Qué pasa con la autoestima cuando rompes una relación

Cuando rompes con tu pareja no solo tienes que hacer frente a la decepción, a la tristeza o a la angustia, también tienes que hacer frente a esa pérdida de ti misma que empiezas a intuir en el mismo momento en que se produce la ruptura. No tienes ni idea de cómo empezar una nueva vida sin tu pareja, sin esa persona con la que has estado un tiempo y con la que contabas para todo.

El error está en el propio concepto de pareja porque tendemos a pensar en nuestra media naranja como alguien que nos completa. Lógicamente, cuando la pareja desaparece, también desaparece esa parte que creíamos llena. Pero la realidad es que el amor no completa, el amor suma, pero nadie puede llenar vacios salvo tú misma.

Con error o sin él, tenemos que reconocer que una de las partes más difíciles de superar una ruptura es la propia autoestima, totalmente hundida porque te sientes abandonada, traicionada, decepciona, sola y, sobre todo, incapaz. Incapaz de salir adelante.

Cómo recuperar la autoestima tras la separación

Urge que te encuentres a ti misma, urge que recuerdes la persona que eras antes de conocer a tu exnovio, que vuelvas a sacar a la luz tu esencia, porque solo así podrás comprender que ahora que estás soltera es el mejor momento para descubrir un nuevo tipo de amor que es el amor por ti misma.

El lema publicitario 'porque tú lo vales' no es aplicable únicamente a cosméticos. Es una de esas frases motivadoras que puedes utilizar para descubrir todas la virtudes que tienes, todo lo que vales y todas esas cosas de las que eres capaz, que son muchas. Caminar sola es todo un ejercicio de fortaleza que aprenderás a disfrutar a medida que vayas descubriendo facetas de ti misma que tenías olvidadas.

Ahora que no tienes pareja es el momento de valorarte más a ti misma y de valorar a quienes te rodean. Tus amigos, tu familia, tus compañeros de trabajo...tienes un mundo propio que debes atender y cuidar como si de una pareja se tratara. Pero sobre todo, a quién debes mimar en este momento es a ti misma.