¿Atrapada en el pasado? Cómo disfrutar el presente

Atrapada en el pasado

A veces nos quedamos ancladas a ciertas experiencias o situaciones del pasado que claramente nos impiden ser felices en el presente y disfrutar del día a día. Somos conscientes del lastre que supone vivir en el pasado y además nos lo recuerdan todas esas frases que colgamos en nuestro muro de Facebook sacadas de alguna página de desarrollo personal. Sin embargo, la mayoría de las veces lo que no sabemos es cómo superar ese pasado y convertirlo en un fuerza que nos empuje hacia adelante.

La gramática nos muestra a través de los tiempos verbales el verdadero significado del pasado, del presente y del futuro. Sólo tienes que tomar el verbo "pasar" y observar qué significa realmente "pasó", "pasa" y "pasará".

¿Qué pasó?

No se trata de que olvides tu pasado, aunque te encantaría borrar unos cuantos episodios de tu historial vital. Se trata de gestionar tus recuerdos y tu experiencia para convertirlos en un motor que te ayude a seguir adelante. Seguramente tendrás acumulados un montón de errores que hoy te hacen dudar de tu capacidad para conseguir el éxito. No te castigues, porque es el momento de aprender de los errores y transformarlos en una base segura para ser feliz.

El sentimiento de culpabilidad es otro de esos lastres del pasado que te impiden ser feliz hoy y está estrechamente relacionado con los errores del pasado. Es imposible hacer siempre lo correcto, así que no te dejes engañar por esas personas de conducta intachable. Lo más importante es reflexionar sobre esos errores, disculparnos si alguien ha salido perjudicado y prepararnos para hacerlo mejor la próxima vez.

¿Qué pasa?

Así que no te escondas de tu pasado, no intentes borrar los recuerdos amargos o desagradables. Tómate un tiempo, repásalos, analízalos y asúmelos; porque hasta que no los asumas no vas a poder alcanzar tu vida presente. Pero ten cuidado, porque en este ejercicio de superación del pasado tienes varios obstáculos. Uno de ellos es la memoria, que es caprichosa y manipula la realidad; el otro eres tú misma, que no perdonas tus propios errores.

Lo que tienes que tener en cuenta es que si no logras superar tu pasado, si el ayer ocupa toda tu mente, te vas a perder el hoy y estarás boicoteando tu propio futuro. Si escogiste el camino equivocado, ahora puedes elegir otro; si hiciste daño a otra persona, asegúrate de no hacérselo a nadie más; si no fuiste capaz de resolver un problema, ahora tienes más experiencia. No dejes que tu comportamiento pasado determine tu forma de actuar hoy, porque siempre se puede empezar de cero. Y porque nosotras seremos quienes queramos ser.

¿Qué pasará?

Frente a la ambigüedad de un pasado transformado por los recursos de la memoria y la certeza de un presente del que debemos ser las protagonistas, se presenta la incertidumbre del futuro. Asume lo que pasó, disfruta lo que pasa y crea tú misma lo que pasará. Porque una cosa está clara: ser feliz es un asunto que está únicamente en tus manos.

Laura Sánchez  •  domingo, 3 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos