Divorciada y feliz: disfruta de tu nueva vida

Laura Sánchez

Cómo ser más feliz después del divorcio

Sabemos que el divorcio es un trago amargo que cuesta digerir, pero como todo en esta vida se pasa y acabas por aceptarlo. Lo importante es que seas tú la que decidas que el tiempo que tardes en superar la ruptura de tu matrimonio sea el menor posible. Porque puedes ser divorciada y feliz. Descubre cómo disfrutar de tu nueva vida.

Cómo disfrutar más de la vida después del divorcio

Queremos convencerte de que puedes volver a ser feliz tras el divorcio. No vamos a entrar en frivolidades sobre la cantidad de hombres que puedes conocer a partir de ahora, ni en generalizaciones sobre que todos los hombres son iguales y que te has librado de una buena alejándote de tu exmarido. Tampoco somos un manual de autoayuda, sencillamente te vamos a presentar la realidad.

La realidad después del divorcio no es complicada de entender ni encierra grandes misterios. Ahora que estás divorciada estás solo tú, lo que no quiere decir que tengas que estar sola. Para aliviar la soledad están tus amigas y tu familia que te ayudarán a darte cuenta del tesoro que tienes estando solo tú. Porque ahora estás solo tú para decidir.

Y tú decides que te mereces ser feliz, que quieres disfrutar de la vida, que lo importante no es estar soltera o en pareja, sino apreciar lo que se tiene en este preciso momento. Y en este preciso momento tienes a una persona, tú, que ha decidido ser feliz, aprender cosas nuevas, conocer gente diferente, apreciar más lo que tiene y sentirse cómoda con ella misma.

No se puede ser más feliz que cuando una se gusta a sí misma, cuando ha aprendido quién es realmente y qué es lo que quiere. Porque ese conocimiento te da la fuerza suficiente para salir a conseguir todo lo que quieres. Hay motivos de sobra para sonreír después del divorcio, pero el principal es que se te abre la puerta de una nueva vida llena de oportunidades.