¿Se puede ser amiga de tu ex tras el divorcio?

La amistad con tu exmarido es posible

Sin entrar en los detalles que han llevado a tu matrimonio a una ruptura (quién ha sido el que ha dado el primer paso, si ha habido infidelidad, si ha sido por un desgaste...), ante una situación como es la del divorcio de dos personas lo ideal sería proceder antes, durante y después con cierta cordialidad. Pero, ¿es esto posible? Y, lo más importante, ¿se puede ser amiga de un exmarido tras el divorcio? La respuesta está en el aire o en ti misma.

Lo que necesitas saber si quieres ser amiga de tu ex tras el divorcio

Sí, somos de las que pensamos que se puede ser amiga de un exmarido tras el divorcio, pero tal vez la pregunta sería otra: ¿de verdad quieres ser amiga de tu exmarido? Una cosa es que vivas una separación amistosa o un divorcio civilizado que os permita mantener una relación cordial en caso necesario y otra cosa es convertiros en los mejores amigos del mundo.

Estudios recientes alertan de la relación entre la psicopatía y ser amiga de tu ex, pero solo son teorías. Así que si quieres mantener una amistad, te felicitamos porque no pierdes nada por intentarlo, pero ten en cuenta que necesitas unos requisitos para que la relación no salte por los aires.

1 Escenas de cama. Un error de práctica frecuente es acostarte con tu ex en cada encuentro posterior a la ruptura. Como desahogo no está mal, pero no es una actividad que conduzca a una amistad.

2 Rencor. Si pretendes ser amiga de tu ex tienes que eliminar antes todo el rencor que tengas hacia él. Una amistad no tiene sentido si hay reproches de por medio.

3 Expectativas. Sé realista con la situación y también honesta. No pretendas ser amiga de tu exmarido para volver con él. Recuerda que la amistad es desinteresada.

4 Hijos. Si tenéis niños, la amistad con tu exmarido ayudará a que estos no sufran más de lo necesario por el divorcio. Pero cuidado, porque la teoría de 'por el bien de los niños' se la conoce todo el mundo, lo que no saben tan bien es cómo llevarla a la práctica.

5 Reparto. El reparto de los bienes tras el divorcio es como el de las tareas domésticas cuando estabas en pareja, debe ser equitativo y justo para ambos. Si hay fisuras en este tema, la amistad peligra.

6 Tus mejores deseos. A un amigo le deseas lo mejor. Ten esto en cuenta cuando tu exmarido te anuncie a modo de confidencia de amigo que se vuelve a casar o que ha encontrado a la mujer de su vida.

7 Ruptura. El requisito fundamental para que puedas tener una amistad con tu exmarido es que la ruptura se haya producido en buenos términos. Sí, lo sabemos, romper en buenos términos no es algo realista, pero al menos que no haya sido una ruptura terrible de esas que arrasan con todo.

8 Aceptación. En cualquier caso, no te puedes plantear una relación de amistad con tu ex si no has aceptado que vuestra relación está rota y si no has asumido esa situación de buen grado. Es decir, hasta que no hayas superado el divorcio y sientas que ahora eres más feliz.

Y después de estas pequeñas situaciones que te planteamos, ¿crees que puedes ser amiga de tu ex tras el divorcio? ¡Nos interesa mucho saber tu opinión! 

Laura Vélez  •  viernes, 19 de mayo de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Exparejas de Hollywood que se llevan bien

    Exparejas de Hollywood que se llevan bien

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x