Atenta a la depresión leve: aprende a combatir la tristeza

Se debe buscar un tratamiento lo antes posible

Laura Sánchez

Depresión leve; cómo combatirla

Cuando la depresión entra con fuerza en nuestra vida, sus síntomas son tan claros y evidentes que acaban afectando al desarrollo de cualquier actividad cotidiana. Sin embargo, hay casos de depresión que no son tan claros y que pueden confundirse fácilmente con un estado de ánimo bajo.

Porque a veces es muy difícil saber dónde está la línea entre que las cosas nos vayan mal y un trastorno depresivo. Pero esta depresión leve nos preocupa tanto como los casos de depresión más graves porque se trata de un problema que puede permanecer sin tratamiento durante mucho tiempo y, por lo tanto, convertirse en una depresión crónica.

Causas de la depresión leve

Como en todos los casos de depresión, en la depresión leve también es muy difícil determinar la causa que la provoca. Puede ser por una serie de circunstancias adversas en la vida, por una experiencia traumática, por una separación que no logramos asumir, por un cambio vital al que no terminamos de adaptarnos, por una enfermedad que no superamos o, simplemente, porque somos de esas personas melancólicas de carácter triste.

En cualquier caso, hablamos de una situación difícil de controlar, porque sus síntomas son los propios de una persona triste: desánimo, alteraciones del sueño y del apetito, ganas de llorar, cambios bruscos de humor, pérdida de ilusiones, pesimismo, negatividad, fatiga...todos ellos síntomas que en la depresión leve no son tan agresivos como para transformar nuestra actividad diaria.

Por eso la depresión leve es una especie de trastorno oculto y la mayoría de las veces no consideramos la posibilidad de tratamiento porque pensamos que ese estado de tristeza se nos pasará cuando las cosas nos vayan mejor. Pero la depresión, por muy leve que sea, no mejora por sí sola, ni la cura el tiempo; cualquier tipo de depresión necesita un tratamiento lo antes posible.

Cómo combatir la tristeza y la depresión leve

Combatir la tristeza y la depresión leve

La tristeza es la principal característica de la depresión leve, aunque también aparecen otras como la falta de autoestima, la sensación de inutilidad y el sentimiento de fracaso. Por eso, lo que más nos interesa combatir es la tristeza, algo que podemos hacer nosotras mismas si logramos convencernos de que nos merecemos ser felices.

Y es que uno de los principales obstáculos en cualquier tratamiento de la depresión es el sentimiento de culpabilidad que nos engaña haciéndonos creer que debemos estar tristes. Pase lo que pase, nos merecemos ser felices y es ahí hacia donde debemos dirigirnos siempre. Es el sentimiento de culpa el que nos impide superar una muerte de un ser querido, o una enfermedad, o un mal momento económico o tantas y tantas situaciones en la vida.

Pero nosotras estamos seguras de una cosa. Si has perdido a alguien, tu obligación es ser feliz, por ti y por las personas que te quedan; si estás enferma, tu obligación es ser feliz, así que evalúa tus limitaciones físicas y empieza a disfrutar de las cosas que te gustan; si no tienes trabajo, estás en paro y pasas por una situación económica difícil, tu obligación es ser feliz, porque solo estando bien vas a poder cambiar el rumbo de tu situación.