Cómo superar una enfermedad sin caer en depresión

Superar una depresión por enfermedad

Muchas personas todavía no han comprendido que la salud emocional y la salud física están estrechamente relacionadas y por eso se les hace más difícil asumir que están padeciendo un trastorno emocional derivado de un problema físico.

Pero lo cierto es que cuerpo y mente van unidos y tenemos que dedicarnos a ambos por igual si queremos solventar cualquier problema de salud. La depresión siempre encuentra un tratamiento, pero una de las depresiones más complicadas de tratar es la motivada por una enfermedad.

La enfermedad que te lleva a la depresión

Es posible que en el momento en que tu médico te comunica que tienes una enfermedad grave o crónica, no sepas cómo afrontarlo. Probablemente tu vida tal y como la conocías hasta ahora se va a transformar radicalmente y vas a necesitar mucha fuerza emocional para superar la enfermedad, los inconvenientes de la enfermedad y acoger las novedades que se van a producir en tu vida con actitud positiva.

Pero para ser realistas, sufrir algún tipo de enfermedad como un accidente cardiovascular, una diabetes, un cáncer o esclerosis múltiple, que son las dolencias que más depresiones causan, no ayuda en nada a mantener el equilibrio emocional. Estamos hablando de una vida entera o, en el mejor de los casos, de unos años dedicados en exclusiva al cuidado de la enfermedad, con medicamentos, peregrinaciones médicas y la incertidumbre de cómo puede afectar al resto de tu vida.

En esta situación, son muchas las personas que caen en una depresión grave, que no hace sino perjudicar aún más el estado de salud y retrasar la recuperación de la enfermedad. Si hasta cierto punto es inevitable el miedo, la ansiedad y la angustia que produce una enfermedad grave, debemos procurar por todos los medios no caer en el desánimo para poder mantener la enfermedad a raya.

Superar la depresión por enfermedad

Y sabemos que no es fácil superar una depresión que viene causada por una enfermedad, porque se trata de un problema que no está en nuestras manos solucionar. Por lo tanto, lo único que podemos hacer es mantener el ánimo firme porque es lo que nos va a mantener con fuerzas para luchar contra la enfermedad.

Lo más importante cuando hablamos de depresión o de cualquier otra enfermedad es rodearte del cariño de los tuyos. Mantén muy cerca todos esos abrazos que curan o palabras de ánimo y esperanza, porque son el mejor tratamiento tanto para la enfermedad como para mantener alejada la depresión. Si no cuentas con un grupo familiar cercano, siempre puedes pedir ayuda a las asociaciones de enfermos que sabrán mejor que nadie cómo ayudarte.

Y algo que debes tener en cuenta para ser más fuerte psicológicamente, es que debes estar muy bien informada sobre tu enfermedad. Implícate con tu equipo médico para conocer todos los detalles, los posibles tratamientos y las formas de mejorar tu calidad de vida. Si te mantienes ocupada en eso, también estarás evitando perder tu fuerza en lamentaciones y no tendrás ni tiempo para el desánimo.

Laura Vélez  •  lunes, 8 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x