La ansiedad y la depresión, dos enfermedades mortales

La ansiedad y la depresión, enfermedades mortales

Los grandes males de la vida moderna, la ansiedad y la depresión están haciendo notar sus devastadores efectos, cada vez más numerosos. Y ya sabemos lo difícil que es escapar tanto de los trastornos de ansiedad como de la depresión, pero  hoy en día constituyen dos de los enemigos más insistentes de nuestra salud, llegando a provocar la aparición de enfermedades, a agravar la ya existentes y aumentando la mortalidad. Los pacientes que sufren enfermedades cardiovasculares son las principales vícitmas frente a la depresión y la ansiedad, pero nadie está libre de las consecuencias de estos trastornos emocionales de los que es tan difícil salir.

El peligro de la ansiedad y la depresión

Un estudio de la Universidad de Duke (EEUU) ha revelado los datos de los peligros que la depresión y la ansiedad tienen sobre los pacientes con enfermedades cardiovasculares como en los casos de cardiopatía isquémica e insuficiencia cardiaca. Parece que la ansiedad, combinada con la depresión, triplica la mortalidad de estos pacientes.

Sin perdernos en una maraña de datos estadísticos, el estudio concluye con la necesidad de tratar como una prioridad tanto la ansiedad como la depresión, que en muchos casos van unidas, para evitar complicaciones en la enfermedades ya existentes. 

Pero es que la depresión y la ansiedad no sólo actúan empeorando estas enfermedades cardiovasculares, sino muchas otras. Además, hay estudios que demuestran un debilitamiento de nuestro sistema inmunológico cuando estamos deprimidas o en los casos de ansiedad continuada, que nos deja sin protección frente a nuevas enfermedades.

Protégete frente a la ansiedad y la depresión

Por lo tanto, es de vital importancia centrar todos nuestros esfuerzos en mantenernos alejadas de un trastorno de ansiedad grave que nos lleve a una depresión con consecuencias nefastas para nuestra salud. Claro que no existe la fórmula mágica para evitar caer en este tipo de dolencias.

Pero algo podremos hacer en forma de mejorar nuestra acitud frente a la vida y los problemas. Encontrar la forma de fortalecernos emocionalmente para para ser más felices sin vernos atacadas por la nostalgia, la apatía y el decaimiento, pasa por rodearnos de gente positiva que nos llene de cariño y alejarnos de las personas tóxicas.

También es fundamental llevar un estilo de vida saludable, que incluya dieta equilibrada, ejercicio físico y mucha sociabilidad. Pero sobre todo, lo que más fuertes nos hace y nos protege frente a la depresión es mantener la capacidad de soñar, la ilusión y la sonrisa.

Laura Vélez  •  viernes, 19 de abril de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x