¿Cuánto tiempo tardan exactamente los antidepresivos en hacer efecto?

Descubre cuándo empezarás a notar una mejoría en tu depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Sobre los fármacos para tratar la depresión hay muchas dudas, especialmente sobre su eficacia. ¿Son necesarios los antidepresivos? Esta es la pregunta que se hace mucha gente cuando escucha historias de personas a las que los medicamentos no parecen mejorar. ¿Y si no es una cuestión de eficacia sino de tiempo? Te contamos cuánto tiempo tardan exactamente los antidepresivos en hacer efecto y lo que puedes hacer para que te sienten mejor.

Cuándo hacen efecto los antidepresivos

No son solo para la depresión, también se recomiendan en algunos casos de ansiedad o de Trastorno Obsesivo Compulsivo. Y aunque para muchas personas han supuesto una mejora considerable en su calidad de vida, la verdad es que los antidepresivos siguen despertando mucho recelo y abriendo debates infinitos. La pregunta que nos llega hoy es cuánto tiempo tardan en hacer efecto los antidepresivos.

Esta pregunta surge porque a pesar de poder considerar a estos fármacos como unas pastillas mágicas que permiten a tu cerebro recomponer los neurotransmisores, lo cierto es que no son de efecto inmediato. Cuando sufres una depresión el funcionamiento del cerebro se altera y los antidepresivos (algunos y en algunos casos) intentan que vuelva a su funcionamiento normal. Y esto lógicamente no puede ocurrir el primer día ni de la noche a la mañana. 

Lo más habitual es que los antidepresivos empiecen a hacer efecto a partir de la segunda semana. Puede que tengas que esperar hasta la tercera o la cuarta semana para notar cierta mejoría. ¿Te parece mucho tiempo? Tal vez no es lo que esperabas. Tal vez esperabas algo así como el inmediato efecto de un analgésico para quitar el dolor de cabeza.

Los antidepresivos llevan su tiempo

No nos vamos a engañar. Los antidepresivos llevan su tiempo, así que vas a tener que tener paciencia. Una paciencia que también vas a necesitar para superar la depresión que estás sufriendo, ya que esta enfermedad no desaparece de un día para otro y tampoco a base únicamente de medicamentos. Es complicado salir de la depresión y con lo primero que tienes que armarte es con paciencia.

Paciencia, porque los antidepresivos funcionan. Notarás antes los efectos secundarios como los mareos, la boca seca, el dolor de cabeza o los cambios en el apetito que sus efectos positivos. Es por eso que muchas personas quieren dejarlos antes incluso de comprobar si están haciendo algo o no.

Evidentemente si los efectos secundarios de los antidepresivos no te dejan vivir, lo mejor es que vayas a tu médico y te los cambie. Porque en la elección del antidepresivo también hay que tener paciencia. Generalmente, si esperas unos días más, en el momento en que se pasen los efectos secundarios, tu cuerpo empezará a notar todos los cambios en positivo.

Los tiempos de la depresión

También hay personas que notan que los antidepresivos están empezando a hacer efecto durante los primeros días. Se trata de una especie de efecto placebo (porque tu cuerpo no ha tenido tiempo de reaccionar a la medicación) al encontrar una ayuda. De ayuda hablamos siempre que hablamos de depresión. Y la ayuda lleva sus propios tiempos.

Porque cuando sufres una depresión vas a tener que pedir ayuda a tu médico, con el que encontrarás los antidepresivos más adecuados para ti. También vas a tener que pedir ayuda psicológica, porque los fármacos por sí solos no curan la depresión. ¿Vas calculando los tiempos de la depresión?

Puedes pedir ayuda también a tu familia, a tu pareja si la tienes y a tu círculo de amigos. Todos ellos tendrán que armarse de paciencia porque están sufriendo al verte a ti mal y puede que no entiendan muy bien por qué. Y puede que quieran que te recuperes cuanto antes. Explícales que la depresión lleva su propio ritmo y que suele ser más lento del que todos quisierais.

Así que paciencia, paso a paso, con toda la ayuda de la que dispongas, enfréntate a tu depresión sin pensar en cuánto tiempo llevas tomando las pastillas, cuántos meses llevas en terapia o cuántos días llevas sin sonreír.